Ricard Camarena y el ritmo del buen sabor
Foto vía: RicardCamarena

Nunca es tarde para decidirse a dedicar la vida a una pasión y muchas historias son muestra de ello. La del chef español Ricard Camarena es, sin duda, una de ellas. Iniciado en el mundo de la música, tomó el vigor necesario para orientarse a otras artes, las culinarias. Desde entonces, su carrera ha estado plagada de éxitos que incluyen estrellas Michelin e, inclusive, un premio como mejor cocinero internacional por una prestigiosa guía italiana.

El ritmo de Valencia

Ricard Camarena y el ritmo del buen sabor
Foto vía: RicardCamarena

Camarena es un amante irremediable de sus tierras. Oriundo de Gandía, ciudad de la Comunidad Valenciana, creció muy alejado de lo que hoy en día es su profesión. Siempre fue un gran aficionado de la música y de su fiel compañera, la trompeta.

Sin embargo, el ibérico se autodescribe como un hombre dinámico e inquieto, por lo cual se dejó seducir por su otro gran amor: la cocina. Por influencia de su esposa, Carmen Bañuls, empezó a trabajar en un restaurante de la localidad, acto que lo llevó a cuestionar el rumbo que quería darle a su vida. Así que, tras mucho meditar, tomó la decisión de cambiar su instrumento por utensilios, los escenarios por los fogones y las bandas por el trabajo en equipo.

Tenía entonces 26 años cuando se inscribió en la Escuela de Hostelería y Turismo de Valencia, lugar en el cual aprendería por montones. Una vez finalizada su formación, en 2001, inició su travesía de diversas experiencias en restaurantes de su región. Todo le sirvió para, finalmente, atreverse a abrir su propio establecimiento.

El camino a la cima

Ricard Camarena Restaurante
Restaurante homónimo del chef, en Valencia. Foto vía: RicardCamarena

Durante tres años Ricard Camarena afianzó su estilo y enamoró paladares en varios destinos. Todo hasta que en 2004, en compañía de su pareja, inaugurara el que fuera el pilar de su éxito, el Arrop, ubicado en Gandía.

Apenas un año le llevó al valenciano hacerse un nombre entre los comensales más exigentes. Para 2005 el lugar ya figuraba entre las principales guías españolas y en 2006 fue galardonado como “Restaurante Revelación”, en el congreso gastronómico Madrid Fusión. La cereza del pastel llegó en 2007, cuando le fue adjudicada su primera estrella Michelin.

Pasados dos años, tal era el auge de su local, que tuvo que pensar en ampliarlo. Lo trasladó a una mejor ubicación en la capital de Valencia, bajó el nombre de Arrop Ricard Camarena. Aquí, solo le llevó un año revalidar la luminaria de la guía roja.

En 2012, nuevamente, hubo un cambio. Esta vez llevó su restaurante, ahora de nombre homónimo, al conocido barrio de Rufaza, en la misma ciudad. En apenas tres meses volvió a hacerse con una estrella Michelin y en noviembre de 2018 se haría con la segunda. Ostenta también tres soles de la Guía Repsol. “Cada vez que he cambiado de espacio ha sido porque he pensado que podía ofrecer algo mejor”, indica.

Uno de los momentos cumbres que resaltan su excelencia llegó el pasado diciembre de 2018, cuando fuera nombrado “Mejor Cocinero Internacional” por la revista gastronómica italiana, Identità Golose. El galardón lo exalta a estar a la altura de profesionales como  René Redzepi o Virgilio Martínez, quienes figuran como antiguos ganadores. “Recibo el premio con una ilusión tremenda. Es un reconocimiento muy importante”, comentó en aquella oportunidad.

Los sabores de Ricard Camarena

Ricard Camarena y el ritmo del buen sabor
Foto vía: RicardCamarena

Su sazón es una de las cosas calificadas como “innegociables” en su cocina. En todo momento ha velado por una filosofía centrada en el “respeto absoluto por el producto de temporada”. A su vez, busca ofrecer una experiencia cercana en la que sus comensales se sientan como en casa. “Las cosas tienen un sabor diferente cuando las explicas y es cuando de verdad le llegan a la gente”, argumenta al respecto.

Su estilo se orienta a la tradición de su región de origen, siempre “salpicada de influencias cosmopolitas” y del Mediterráneo. Una de las principales características de sus platos está en la sencillez de la apariencia y lo complicado de la elaboración. Explica que su propuesta se basa en técnicas innovadoras que no se ven, pero bien se perciben en el paladar.

Ricard Camarena y el ritmo del buen sabor
Foto vía: RicardCamarena

“Estamos viviendo un momento inimaginable en la gastronomía valenciana y española. En Valencia nunca se había comido tan bien como ahora. España es un paradigma gastronómico y lo seguirá siendo en los próximos años”, comenta el chef.

De la cocina y de los negocios

Canalla Bistró Ricard Camarena
Foto: Plateamadrid.com

Además de su locación insigne, Camarena cuenta con otras opciones para deleitar a sus fanáticos. Caracterizado por su otro rol como empresario, posee, en Valencia, los locales HABITUAL, Central Bar y Canalla Bistro, este último también en Madrid. Cada uno con una esencia distinta para complacer diferentes paladares.

Sin duda, Ricard Camarena es un hombre atrevido y hambriento de nuevos retos y experiencias.

También le puede interesar: Joan Roca, el pilar de una hermandad

Comments

comments