Pim Techamuanvivit, de aficionada a chef estrella

En ocasiones es difícil determinar a qué se le quiere dedicar la vida. Ciertos oficios tocan la puerta de la pasión, pero por cosas del destino no pasan a formar parte perenne de él. Sin embargo, nunca es tarde para cambiar el rumbo y tomar el camino que el corazón dicta. Tal es la historia de Pim Techamuanvivit, quien pasó de ser una entusiasta de la cocina a una referencia de los fogones tailandeses.

El origen de su gran amor

Pim Techamuanvivit, de aficionada a chef estrella

Nacida y criada en la capital, Bangkok, siempre estuvo interesada en el buen comer. La cocinera define la urbe asiática como un lugar “expuesto a comida de todas partes”, por lo que siempre pudo satisfacer su paladar. La cocina gustosa y deliciosa fue abriéndose un espacio grande en su corazón poco a poco.

A pesar de no formarse en el área, no dudó en mantenerse ligada al sector gastronómico. En el año 2003 creó su blog culinario en línea llamado Chef Pim. El portal se convirtió rápidamente en una referencia para los cocineros amateur. El éxito fue tal que incluso fue galardonado como uno de los mejores del sector por el diario británico The Guardian.

Durante aquellos años se trasladó a la ciudad de San Francisco, en Estados Unidos, para formarse académicamente. Siguió por mucho tiempo sus andanzas online, publicando contenido atractivo y de tendencia. Fue entonces cuando comenzó un emprendimiento que sería clave para el futuro: hacer mermelada. Preparaba sus propias mezclas y las comercializaba como un apoyo económico. “Lo que me dio la confianza fue hacer mermelada”, ha expresado.

Pero si algo caracteriza a los buenos chefs es su ambición por nuevos retos, y Pim Techamuanvivit no es la excepción a la regla. Con el tiempo comenzó a sentir la necesidad de iniciar su propio camino y hacerse un nombre entre los comensales. La mejor manera de lograrlo fue abriendo su propio restaurante.

Un reto personal

Pim Techamuanvivit, de aficionada a chef estrella
Restaurante Kin Khao

En 2014 se abrieron las puertas de Kin Khao, un local que evoca los sabores de Tailandia en San Francisco. Su nombre se traduce como “comer arroz”, pero es una expresión tailandesa coloquial para decir “vamos a comer”. El recinto es calificado por muchos como sobrio e informal pero de sabores “feroces”.

Al comentar sobre su decisión de aventurarse en la cocina de manera profesional, Pim narra su proceso de aprendizaje: “Me senté y comencé a hacer una lista de cosas que no sabía; probablemente, eso era lo más inteligente. Por ejemplo, no tenía idea de cómo dirigir una cocina profesional, y me fui abriendo camino. Entonces se convirtió en mi mapa de ruta”.

Pim Techamuanvivit, de aficionada a chef estrella

Los platos tradicionales de su tierra rápidamente llamaron la atención de los comensales de la ciudad. Solo un año le tomó a la inexperta chef llevarse los honores de la icónica Guía Michelin, al conseguir su primera estrella. Su nombre comenzaba a retumbar entre los expertos y críticos que alababan sin parar su trabajo.

Su ascenso meteórico le hizo recibir la gran oferta de su vida y el mayor desafío que ha enfrentado.

Pim Techamuanvivit, la nueva cara de una referencia mundial

Pim Techamuanvivit, de aficionada a chef estrella
Nahm es uno de los establecimientos más reconocidos de Tailandia.

Corría el mes de mayo de 2018 cuando el popular restaurante Nahm, ubicado en el hotel Como Metropolitan, en Bangkok, anunciaba que Pim sería su nueva chef. Llegaba para reemplazar al australiano David Thompson, quien dirigió la cocina durante años. De esta manera, tomaba el testigo de un local con gran prestigio, el cual debía mantener.

Desde que tomó las riendas del lugar ha trabajado de la mano con Suraja Ruangnukulkit. Su asistente es quien asume el papel de jefe de cocina cuando ella atiende su local estadounidense.

A pesar del poco tiempo que tiene llevando los fogones de Nahm, los elogios no han tardado en llegar. En una oportunidad, señaló que los clientes se alegraban de ver a una mujer, nuevamente, al frente de la cocina nacional, a lo que respondió: “Siempre ha estado en manos de las mujeres. Nunca la hemos dejado”.

Pim Techamuanvivit, de aficionada a chef estrella

Bajo su tutela abundan los gustos especiados y característicos de su tierra. Cuenta con un menú totalmente ideado por ella que ha seducido a propios y extraños. Su labor le ha valido mantener la luminaria de la guía roja y estar en el puesto 49 de The World’s 50 best de la revista Restaurant.

Pim Techamuanvivit es una muestra de que cuando algo apasiona y se desea es posible lograrlo. A través de comidas tradicionales pasó a ser una estrella en el amplio firmamento gastronómico. “No quiero que desaparezcan los sabores con los que crecí”, afirma con fuerza la cocinera.

También le puede interesar:  Jorge Vallejo, el más puro sabor mexicano

Comments

comments