Daniel Humm
Daniel Humm

Oriundo de Suiza, es el chef de moda en la Gran Manzana. Daniel Humm es el cocinero detrás de Eleven Madison Park, catalogado como Mejor Restaurante del Mundo de 2017, según la prestigiosa lista 50 Best.

Un apasionado de la cocina

Daniel Humm

Su inicio en el arte culinario fue a temprana edad: a los 14 años decidió que quería dedicar su vida a producir los más finos platillos. Su incursión como cocinero tuvo una pequeña traba: su padre, quien tenía fuertes deseos de que su hijo fuese arquitecto, como él, para que continuara el legado familiar. Tal cosa, ya se sabe, no detuvo a Humm.

Formado en las escuelas de cocina ortodoxa más prestigiosas de Suiza, Daniel comenzó desde muy joven a desempeñarse en su país en restaurantes de alta cocina, pasando por Le Pont de Brent, que cuenta con dos estrellas Michelin. A los 24 años consiguió su primera estrella de la prestigiosa guía culinaria cuando se encontraba como encargado en Gasthaus Zum Guft.

Nuevos retos, nuevos éxitos

En el año 2003 decidió dar un giro a su vida: llevar su trabajo a Estados Unidos. Desde su llegada al país de las barras y las estrellas Humm ocupó el cargo de cocinero ejecutivo de Campton Place, en San Francisco. Posteriormente, el suizo recibió una oferta que no pudo rechazar.

Luego de tres años de actividad en la ciudad de San Francisco, en 2006, Humm fue contactado por Danny Meyer, propietario del restaurante Eleven Madison Park, para que fuese su cocinero encargado. La meta de Meyer era darle un cambio a su establecimiento para hacerlo más fino y de alta cocina. Daniel aceptó con una condición: se debía conseguir a un gerente de calidad que pudiera colaborar en la tarea de levantar el nombre del lugar. Así fue como llegó Will Guidara, hombre fundamental en la vida del chef.

La dupla Humm–Guidara rápidamente dio frutos: Eleven Madison Park empezó a cotizarse entre el exigente público neoyorquino, ganándose un lugar en los paladares más cultivados de la ciudad. El par, hoy en día conocido como “power couple” (pareja poderosa), tomó la decisión de adquirir el restaurante en 2010 y los resultados de su gestión se hicieron notar rápidamente.

Un dúo de ensueño

#empsummerhouse #makeitnice

A post shared by Daniel Humm (@danielhumm) on

La nueva administración del lugar llevó a que rápidamente se hicieran acreedores de tres estrellas de la guía Michelin y, además, que su nombre empezara a aparecer en las listas anuales de los 50 mejores restaurantes del mundo. Para el año 2016 lograron el tercer lugar entre los más reconocidos, lo que significó un logro tremendo para Humm, aunque no sería suficiente, tenía ganas de seguir creciendo junto con su local.

La esperada edición de 2017 de la revista británica Restaurant, trajo consigo una excelente noticia para el suizo: su restaurante se ubicaba en la posición número uno en todo el mundo. Humm y Guidara celebraron por todo lo alto la gala celebrada en Melbourne, Australia. Todo su trabajo por fin daba los frutos más deseados.

El lugar donde ocurre la magia de Humm

Eleven Madison Park

La propuesta de Daniel, en el lugar ubicado en la planta baja del Metropolitan Life North Building, es la de rescatar la identidad del ciudadano de Nueva York. Su menú incluye platillos clásicos de la localidad, como el pato asado con miel y lavanda y un postre titulado Name That Milk, con chocolate de Mast Brothers.

El lugar funciona con un único menú degustación. Actualmente, trabajan con 14 platillos para ofrecer al público, aunque se han planteado reducirlo a 7 para ponerle más empeño a la preparación de cada variedad.

Daniel Humm es un emprendedor y revolucionario de la gastronomía, acreedor de gran cantidad de galardones que respaldan su trabajo y su trayectoria en el arte culinario, también propietario de los restaurantes The NoMad y Made Nice, que ofrecen platillos menos refinados pero de alto calibre. Su larga trayectoria ha sido plasmada en los libros Eleven Madison Park: The cookbook, I love New York: Ingredients and recipes y The NoMad cookbook, obras de Humm, donde comparte sus recetas con el público.

“Los chefs somos personas muy básicas. Es decir, somos felices con solo disfrutar de un buen pan o un plato de pasta”, palabras que definen el fiel amor del cocinero por una de sus más grandes pasiones. Humm es un hombre que seguirá trabajando por reinventar su manera de hacer vibrar las más exigentes papilas gustativas.

Por Michele Lagalla

También le puede interesar:  Daniel Boulud

 

Comments

comments