Adrián Herrera
Vía Chefherrera.com

Nacido en Texas, pero criado en México, específicamente en la ciudad de Monterrey, Adrián Herrera ha sabido cómo incursionar en distintas áreas a lo largo de su vida. No se conforma con lo que ha logrado y, en cambio, busca un poco más. Aparte de ser cocinero, es escritor y, en un momento determinado, artista plástico, de manera que siempre ha estado ligado al arte.

De un laboratorio a otro

Adrián Herrera
Vía elsiglodetorreon.com

En un principio no hubo un enamoramiento por los fogones. Antes de convertirse en cocinero, experimentó en otras disciplinas. Estudió dos años medicina y dos semestres de biología, la parte científica lo atraía. Luego abandonó la carrera de biología y comenzó a estudiar artes plásticas, carrera en la que tampoco duraría mucho tiempo. Finalmente llegó a la cocina.

Aunque no recuerda la razón por la cual terminó en los fogones, ha afirmado que le gusta porque puede crear. “Cambié un laboratorio por otro”. Cuando empezó a interesarse en el tema, compró varios libros que consideraba como la base de la gastronomía mexicana. En esa época invitaba a sus amigos para que probaran sus creaciones, tomando nota de cualquier sugerencia para poder mejorar.

Lo que ama de la cocina

Adrián Herrera
Chef Adrián Herrera Vía: vanguardia.com

Poder transformar materia prima en platos únicos y deliciosos es el principal motor de Herrera. El hecho de no haber estudiado no ha sido impedimento para su éxito, más bien cree que ha sido una gran ventaja, porque ha aprendido a su manera y con mayor libertad.

En su opinión, la cocina es para agradar, emocionar y restaurar. Aunque se considera solitario, encuentra en los fogones el lugar perfecto para comunicarse con las personas a través de sus platillos.

Sus restaurantes

Adrián Herrera
Puerco en caldillo de habanero y tomate asado con puré de papa y camote / Vía @elchefherrera

Un puesto de tacos (El Chef Guevara) fue su primer “negocio” y a pesar de que no le fue bien, siguió adelante. Cerca de su puesto estaban alquilando un local y Herrera lo alquiló para montar su primer restaurante formal. Lo llamó La Fonda de San Francisco. Allí se abriría un espacio para las raíces culinarias de México. Su menú estaba compuesto por platos tradicionales.

En ese establecimiento aprendió, se puede decir, por ensayo y error. Estuvo abierto por siete años abiertos, hasta que le pidieron que lo desocupara. Inauguró entonces El Paso del Norte con el mismo menú de La Fonda. Pero, en su búsqueda por marcar la diferencia, decidió abrir el restaurante Chef Herrera. Sobre este último ha afirmado que su cocina no tiene etiquetas. “No puedo decir cuál es el estilo. Simplemente es mi cocina, donde yo creo las cosas”.

Para haber sido autodidacta, ha sabido llevar sus restaurantes, creando menús variados y de categoría.

Otras pasiones

Adrián Herrera
Camarones con Pipián rojo esta / Vía @elchefherrera

Siempre ha declarado que antes de cocinero es escritor, redacta desde niño. Tiene su propia editorial y ha publicado dos libros: Norteño y Púdrete en el infierno. El primero es la consolidación de un sueño personal. Allí plasma las mejores recetas de cocina norestense, cuentos, memorias, viajes y textos. Salió al mercado en 2017.

Púdrete en el infierno, bautizado en 2018, es una recopilación de artículos reflexivos, donde el cocinero cuestiona con humor algunas religiones y la sociedad en general.

Otra de sus pasiones, pero frustrada, es la música. En más de una oportunidad ha manifestado que le hubiera gustado ser músico profesional y que el día que deje la cocina se dedicará a ello. Por lo pronto, dice que toca guitarra y jarana.

La plataforma que significó Master Chef

Para nadie es un secreto que los medios de comunicación son una herramienta muy poderosa para impulsar o hundir a alguien. En este caso le ha valido al cocinero una proyección que antes no tenía. Es importante mencionar que el reality show es uno de los más vistos en la tierra azteca. El primer concurso se realizó en el año 2015 y contó con la participación de Adrián Herrera como uno de los jurados. Su aparición en la televisión lo ha catapultado hasta la fama y es considerado una celebridad. Él reconoce que el programa le ha permitido mostrar al mundo lo variada y deliciosa que es la cocina mexicana.

En conclusión, un personaje excéntrico que ve a la cocina como “un elemento muy importante que tiene un impacto en la sociedad”.

También le puede interesar: Enrique Olvera, celebridad culinaria de México

 

Comments

comments