Desayuno chino

El desayuno es conocido como la comida más importante del mundo. Y en el oriente del globo tienen esto muy presente, de allí la importancia especial que se le brinda a las comidas que se disfrutan a primera hora del día. En una oportunidad hablamos sobre cuál es el tratamiento que se le da a esta comida en Corea; ahora es tiempo de sumergirnos en un viaje por el desayuno chino.

Anatomía del desayuno chino

A diferencia de occidente, en el continente asiático los desayunos resultan un verdadero festín. Mientras que de este lado del planeta solemos desayunar con crepes, waffles, arepas, croissants o smoothies en oriente se sirven platos que para occidente son comunes en el almuerzo.

Para nadie es un secreto que el arroz es la columna vertebral de la cocina china. No es de extrañar, entonces, que este plato sea indispensable, no solo en el desayuno chino, sino en el de toda Asia. Además del noble grano, se puede disfrutar de sopas con dumplings, masas rellenas con cerdo o vegetales; así como los dim sum rellenos de frutas, vegetales, mariscos o carnes.

Dentro de los parámetros tradicionales, el desayuno chino también está compuesto por el “Cuatro reyes celestiales”; esto es el conjunto de Youtiao, palos fritos de pan y que van acompañados de arroz congee y leche de soja. Junto a panqueques chino, hechos de harina de trigo, agua caliente y aceite de  sésamo.

Los fideos también forman parte de la primera comida diaria de los chinos. En caldos de pescado con un huevo, salsa de soja y acompañados de queso tofu. El Baozi, bollos al vapor rellenos con carne de cerdo, de res vegetales o coco, también son parte de su desayuno.

Otro plato tradicional matutino es el You Zha Gui, una especie de pan frito en forma tubular o de palo, trenzado. Se come con sopa de arroz o leche de soja. Y se traduce como demonios fritos. A esta mesa no le puede faltar una taza de té en cualquiera de sus variedades.

Comments

comments