sicilia

Sicilia es una ciudad donde muchas culturas gastronómicas se unieron. Los griegos aportaron los olivos y las uvas. Los árabes la caña de azúcar y los picantes. Los españoles aportaron los tomates y el chocolate. Gracias al volcán Monte Etna, los suelos fértiles de la isla han podido producir una variedad de aceitunas, pistachos y frutas mientras las zonas costeras estaban llenas de pescado y mariscos.

Esta isla es también fronteriza con los vinos de Italia. Los fabricantes de vino jóvenes toman ventaja de los costos razonables de las propiedades en Sicilia y redescubren muchas de las variedades de uva indígena como Nero d’Avola, Cattarratto y Grillo.

Qué comer en Sicilia

El restaurante familiar Pasticceria Palazzolo ha operado en Palermo desde 1920. Es famoso por su especialidad siciliana llamada cassata. Esta es un torta esponjosa con capas de riccotta, pasta de almendras y glaseado blanco. También, es indispensable probar las delicatesen fritas, legado de la influencia Árabe como el arancini de I Cuochini. Otra parada importante seria La Tavernetta da Piero para comer mariscos y pescados en Siracusa.

Qué beber en Sicilia

El vino Marsala tiene unas fragancias exquisitas y deben probarlo.

Experiencia gastronómica:

Visita alguno de los productores de vino nuevos en Sicilia. Stemmari ofrece tours guiados en ingles de lunes a viernes. Esta bodega también ofrece catas guiadas de sus vinos, tales como los nativos Grillo y Nero d’Avola. Deben reservar con tiempo de anticipación y a través de correo electrónico.

Tip cultural:

Los sicilianos se comen el pranzo, que es el almuerzo, realmente en serio. Las tiendas suelen cerrar desde la 1 P.M. hasta las 4 P.M. para que sus empleados puedan volver a casa y comer.

Dato curioso:

Según una leyenda, la pasta con le sarde que es un platillo famoso siciliano, fue hecha por primera vez en el año 827 cuando el Admiral Eufemio de Messina regreso de Tunisia.

Comments

comments