rituales gastronómicos

Curiosos, ancestrales, populares… Son muchos los ritos que se hacen alrededor de la comida o que la tienen como principal elemento en prácticamente todas las culturas; desde servir a los comensales de un modo, hasta comer un determinado alimento en una fecha señalada o la prohibición de usar una de las manos en la mesa. Para saciar tu curiosidad te dejamos algunos rituales gastronómicos curiosos en el mundo.

Rituales gastronómicos curiosos en el mundo

Una tradición de la Nochevieja italiana es cenar un plato de lentejas como símbolo de buena suerte; dicha tradición que se extendió a España modificada, comiéndose este platillo el día de Año Nuevo. También existe en algunas familias la tradición de comerlo cada primero de mes.

Para los coreanos, el Seollal (año nuevo lunar) es su festividad más importante, aquella en que se reúne toda la familia y prepara una comida festiva. El modo de hacerla es muy cuidadoso, siguiendo ritos ancestrales para que tenga buen sabor y aspecto. El plato más importante es el ‘tteokguk’, hecho de pasta de arroz, cortado en rebanadas finas y cocinado en caldo de ternera. Según la edad del comensal, se sirven igual número de rodajas de ‘tteokguk’.

En Rumania hay un ritual especial en los entierros y que consiste en hacer una gran comida al regreso del sepelio.

En ella participa el pope (sacerdote), los amigos y familiares. Los alimentos se disponen como en un autoservicio en mesas con manteles blancos. También se prepara un postre especial, el ‘kooliba’, bendecido en misa y que solo se sirve en este tipo de eventos. Otra costumbre dentro de este ritual es que no se puede rechazar ningún alimento.

Para los árabes, el té es parte esencial de su cultura y su rito a la hora de tomar este brebaje comprende el servirse 3 tazas. La primera, sin azúcar, amarga como la vida; la segunda ya con algo de azúcar, suave como la vejez y, la tercera, más azucarada, dulce como la muerte.

Para los japoneses esta bebida a base de hierbas también es esencial, tanto que tienen lo que denominan ‘la ceremonia de té’. Se realiza en una sala muy armoniosa y la postura al sentarse se llama ‘seiza’, similar a estar de cuclillas con las rodillas en el suelo. Al servirte el jarrón de té, se debe girar 180 grados en sentido horario, beber, girarlo de nuevo a su posición original y pasarlo a quien tengamos al lado.

Comments

comments