cocina coreana

Normalmente cuando se habla de cocina asiática lo primero que salta a la mente es la japonesa o la china. Sin embargo existe una cultura culinaria que, tímidamente, va cobrando más adeptos en la palestra gastronómica. Se trata de la cocina coreana.

La tradicional cocina coreana, o hansik, resulta bastante interesante al paladar. China y Japón han ejercido una fuerte influencia en la gastronomía coreana. Sin embargo, aunque poseen algunas semejanzas existen algunos aspectos distintivos que marcan la personalidad de la cocina coreana; ya sea en sabores, como en ingredientes.

Cristian Kim —creador del canal de Youtube ‘Coreano Vlogs’— explica: “La comida coreana usa mucho el sabor picante; mientras que en Japón se usa principalmente la salsa de soya para darle sabor a la comida. Por eso algunas veces, nosotros los coreanos, pensamos que la comida japonesa no tiene tanto sabor. En el caso de la cocina china nos diferenciamos por el sabor que conocemos como “fuego”. Creo que es el sabor del aceite quemado cuando se preparan algunas recetas chinas, que no se usa en Corea”.

Sabores básicos de la cocina coreana

La cocina coreana destaca por un uso moderado de las especias pero con sabores marcados. “Los dos ingredientes que encontramos en casi cualquier comida coreana es la salsa de soya y chile. Lo usamos para casi todas las comidas, desde el arroz hasta en nuestras sopas”, menciona Cristian.

El jengibre, salsa de soya, chile o guindilla, pimienta, sal y aceite de sésamo son algunos de los ingredientes básicos de su cocina. A ellos se les suman algunos ingredientes locales: doenjang, una pasta de vainitas o judías fermentada y gochujang, una pasta de chile fermentada.

korean table

Un festín culinario

La cocina es parte de la idiosincrasia del gentilicio coreano. Ellos parten de la creencia que la buena salud es producto de la buena alimentación. De allí que sus comidas normalmente asemejen un verdadero festín de platos con diferentes guarniciones. A todas estas variedades se les llama banchan y acompañan al arroz, columna vertebral de su cocina.

Dichos festines culinarios son servidos a cualquier hora del día. Para la población occidental puede resultar como un shok cultural sus desayunos. Estos suelen tener arroz o sopas y son exactamente iguales a un almuerzo a cena.

“Los desayunos típicos de corea son casi iguales al almuerzo y cena. Tenemos arroz, vegetales, y algún tipo de sopa. La única diferencia es que en las mañanas evitamos comer tanta carne. Por las mañanas es muy común poner arroz adentro de cualquier sopa”, añade Kim.

El kimchi, omnipresente en las mesas coreanas, también es parte fundamental de todas sus comidas. A éste se le suman los guk o sopas de carne, mariscos o vegetales; jjigae, una suerte de guisado o somas muy sazonadas. La versión más popular de ésta es doenjang jjigae, el cual es hecho de una pasta de soya, con diversas variaciones.

Popularización de la gastronomía Coreana

Desde hace algunos años la gastronomía coreana ha ido conquistando poco a poco a los comensales occidentales. A esto se le pueden atribuir varias razones. Una de ellas es que la cultura del país asiático cada vez se va popularizando más. Otra razón se les atribuye a sus antecesoras, la cocina china y japonesa, quienes abrieron el camino gastronómico en occidente.

“La comida coreana es cada día más reconocida a través del mundo. Esto, en gran parte,  gracias a que nuestra cultura también está cobrando popularidad. También ayuda nuestra similitud con la cocina china y japonesa; de este modo no resulta tan difícil de probar por primera vez”, comenta Cristian Kim.

Otro aspecto que ha ayudado a poner a Corea del Sur en el radar gastronómico es la intervención de chefs locales. En el año 2012, Corea fue el país invitado a la cumbre culinaria del mundo Madrid Fusión. Desde entonces chef como Jungsik Yim se han dado a la tarea de promover su cultura culinaria.

Junsink Yim se convirtió en el precursor de la ‘nueva cocina coreana’. La reinvención de la gastronomía local es la clave de su éxito, y los “pintxos”, su inspiración. Muestra de su labor para enaltecer la gastronomía de Corea son los reconocimientos que ha recibido. Su restaurant en Seúl ocupa el lugar 22 de los 50 mejores restaurantes de Asia, según la organización británica 50’s Best. En el caso de la biblia de la cocina, la guía Michelin, posiciona su restaurante en Nueva York en el olimpo de la gastronomía. Siendo el único restaurante coreano con dos estrellas Michelin.

A Junsink se le unen otros cocineros que han contribuido a poner a Corea del Sur en la palestra gastronómica. Como es el caso de Sung-Il Kim, chef del restaurant La Yeon, también destacado entre los 50 mejores de Asia.

Por Lorena Centeno

Comments

comments