Guía Michelin

Con prestigio, la Guía Michelin nació en los años 1900 para catapultarse y ser referente gastronómico a nivel nacional.

El nombre de este suplemento viene de los hermanos Michelin, quienes fueron los que la iniciaron en Francia. Fue inspirado en las personas que se trasladaban de un lado a otro haciendo turismo.

Aunque desde siempre los Michelin se han dedicado al mundo de los automóviles, la idea de crear una guía turística no escapó.

El primer tiraje fue de aproximadamente 35 mil ejemplares. Se caracterizaba por contener información sobre lugares para comer y dormir, hoteles y restaurantes.

Con el paso de los años la guía fue innovando con comentarios sobre los lugares que ofrecía. Tales críticas gastronómicas se fueron perfeccionando, al límite de evaluar los servicios y platillos.

De la Guía Michelin nacen las estrellas que brillan hoy día en algunos rincones

Esta premiación se basa en visitas anónimas de críticos expertos que posteriormente escriben para la guía.

En esa evaluación, se toman en cuenta todos los componentes del ambiente gastronómico. Es decir, desde la decoración hasta los emplatados y la sazón de cada cocinero

La tensión comienza desde los que desean al menos una estrella. Estos son visitados unas cuatro veces. Los que aspiran a dos reciben 10 visitas y los que optan a tres tienen un mayor reto. Además de los inspectores, deben abrir sus puertas a los creadores de la guía.

También te puede interesar: Los mejores restaurantes en el Midtown de Manhattan

Comments

comments