Comidas de viaje

Indiferentemente del destino turístico a visitar, siempre existe la posibilidad de encontrar congestión en el tráfico, por eso es importante planificar las comidas de viaje.

Aquellos turistas prevenidos que siempre llevan provisiones para el camino, suelen cargar productos que se puedan consumir fríos, sandwichs con jamón y queso, pan con queso crema, con atún, entre otros, parecen ser los más prácticos, aparte de embolsados para picar como platanitos, nachos, frutos secos y más.

Para beber se recurre a gaseosas, jugos en garrafas o envases de cartón y cerveza, claro, para el que maneja, está terminantemente prohibida esta última y tripulantes siempre tomarla con moderación.

Comidas de viaje no tan planificadas

Cuando el tiempo no es suficiente para una mejor planificación de avíos, oportunamante aparecen desde los espacios entre auto y auto, desde bordes de la carretera, vendedores ambulantes, que dependiendo de la región visitada ofrecerá productos únicos.

Tetas heladas, mamones, jaleas de mango, panelitas de San Joaquin, melcochas, polos, chupi chupi, papelón con limón, catalinas o cucas, aparte de aguas de dudoso origen, son algunos víveres que se pueden encontrar en las vías venezolanas, vendidos por personajes de a pie.

Lee también: Esta cuenta de instagram retrata los destinos a través de su comida

Comments

comments