TN Coopers,ha entrenado a pequeños perros para rastrear compuestos químicos que puedan dañar el vino
Foto vía tncoopers.com

Se dice de manera popular que el perro es el mejor amigo del hombre. Ahora, tras una iniciativa de la tonelería chilena TN Coopers, habrá más razones para que así sea. La empresa sudamericana ha entrenado a pequeños perros para rastrear compuestos químicos que puedan dañar el vino.

El llamado “Proyecto Natinga” se inspira en los canes de los aeropuertos. Portavoces de los fabricantes de barricas de roble francés y americano precisaron a la revista Wine Spectactor, que las mascotas están capacitadas para detectar el TCA, el TBA y otros elementos perjudiciales para el fermentado de uvas.

TN Coopers,ha entrenado a pequeños perros para rastrear compuestos químicos que puedan dañar el vino
Los canes olfatean las instalaciones buscando lugares infectados / Foto vía tncoopers.com

Guillermo Calderón, gerente de mercadotecnia de TN Coopers, indicó que la finalidad es aprovechar sus capacidades sensoriales. “El principio subyacente es que los perros tienen un umbral olfativo mucho más amplio que los humanos y, por lo tanto, pueden detectar concentraciones muy pequeñas de compuestos específicos solo por su sentido del olfato”.

La compañía chilena explica que, si bien el corcho se lleva gran parte de los señalamientos en los desperfectos del vino, los procesos de vinificación también pueden influir. De tal manera, señalan que es importante generar mecanismos para detectar estos compuestos y evitar desperfectos.

Perros salvadores de noches de copas

TN Coopers,ha entrenado a pequeños perros para rastrear compuestos químicos que puedan dañar el vino
La empresa espera llevar a su equipo a diferentes productores en Estados Unidos / Foto vía tncoopers.com

Ambrosia, Odysé, Moro, Mamba y Zamba son los peludos de Natinga (búsqueda de origen en idioma zulú) que patrullan las instalaciones en búsqueda de aromas que indiquen la presencia elementos peligrosos.

Calderón declaró a la revista especializada en vinos que, hasta los momentos, la idea ha dado buenos resultados. Explica que los canes han localizado varios puntos contaminados en la fábrica ubicada en Curacaví en el centro de Chile. “Su sentido del olfato es extremadamente confiable y rara vez se equivocan”.

Después de cada jornada, el quinteto de perros recibe golosinas que premian su desempeño. Sin embargo, desde TN Coopers dicen que el regalo más grande para ellos es saber que “salvaron a los amantes del vino de comprar botellas contaminadas”.

Voceros informaron que plantean llevar a su equipo de cuatro patas a California y otras partes de Estados Unidos para mostrar sus habilidades. Hemos recibido muchos comentarios positivos de los enólogos de California que vienen a visitarnos a la tonelería de Chile”, dijo Calderón.

También le puede interesar: Balsámico, el más versátil de los vinagres

Comments

comments