nevera publica

En muchos rubros comerciales de la actualidad se cometen delitos morales importantes. Entre ellos, la comida es uno de los más resaltantes. Los restaurantes desperdician una gran cantidad de comida y, aunque grandes empresas como Starbucks han cambiado sus políticas, muchas de las sobras de comida van a la basura cuando podrían ir a las bocas de las personas menos pudientes.

Minu Pauline y su nevera pública

Minu Pauline, el dueño de un restaurante en India se percató de esta situación y se sintió realmente indignado. Este propietario vio a una mujer buscando comida en un contenedor de basura y pensó que tenía que hacer algo al respecto.

Lo que se le ocurrió fue esplendido. Al ser dueña de Pappadavada, un restaurante, recordó que este lugar tenía una gran cantidad de desperdicios. Considerando esto, coloco en la calle un refrigerador en donde almacenaba los desperdicios de comida del día, específicamente para que las personas sin dinero ni hogar pudiesen alimentarse.

Este refrigerador está abierto todos los días de la semana las veinticuatro horas y cualquiera es libre de usarlo. La nevera recibe donaciones regulares de los clientes del restaurante y otras personas. Pauline deja alrededor de 80 porciones de comida al día. “El dinero es de cada quien” afirma Pauline “…pero los recursos son de toda la sociedad”.

A este proyecto lo llamo ‘Nanma Maram’ lo que significa “árbol que provee”. Ella lo considera una gran oportunidad para distribuir comida a las personas que lo necesitan con urgencia.

Comments

comments