Enter Night cerveza oficial de Metallica
Foto vía: Stone Brewing

Después de adentrarse en el mundo de las bebidas a través del whisky Blackened, la afamada banda estadounidense de trash metal, Metallica, sigue expandiéndose en este negocio. Anunció el lanzamiento de su propia cerveza: Enter Night.

Un trago para fanáticos

Enter Night cerveza oficial de Metallica
Foto vía: Stone Brewing

La bebida surge luego de confirmar una alianza con la firma Arrogant Consortia, que está asociada a la empresa cervecera Stone Brewing. Es Pilsner tradicional con una graduación de 5.7% de alcohol. Es descrita como “audaz y con toda la elegancia de este estilo, pero como si fuera tocada por un pedal de distorsión”. El producto toma su nombre de la canción Enter Sandman, del álbum homónimo Metallica (1991).

“En colaboración con Metallica, esta cerveza representa la cataclísmica colisión de dos fuerzas sobrenaturales intransigentes. Es refrescante, y al igual que el grupo, trasciende los géneros, rompe los preconceptos y desafía las convenciones”, citan sus creadores en su web oficial.

Los músicos formaron parte junto a los maestros cerveceros de Stone Brewing en todas las fases de creación de la Enter Night. El baterista Lars Ulrich comentó que “la cantidad de ideales y perspectivas que comparten Metallica y Stone Brewing son infinitas”. Catalogó la colaboración de “sencilla y sin esfuerzo”, además de añadir que ninguna de las partes puede “esperar para compartir esta increíble bebida con todos los que están ahí fuera”.

Enter Night ya había sido comercializada de manera exclusiva durante los conciertos de la agrupación a finales de 2018. Sin embargo, ahora estará disponible en todo el territorio estadounidense y posteriormente en Europa, cuando el grupo salga de gira este año.

Al ritmo del grupo

Blankened: whisky de Metallica
Foto vía: Kerrang!

Su otro producto, el whisky Blankened, tiene una gran particularidad: fue envejecido bajo las vibraciones de sus canciones. La obra del maestro destilador estadounidense Dave Pickerell, se basó en el proceso al que denomina Black Noise. Este refiere a la utilización de frecuencias de onda baja para “dar forma” al sabor del whisky.

De esta manera, utilizando altavoces especializados, los barriles fueron expuestos a frecuencias sónicas que dieron carácter a la bebida.

También le puede interesar: Celebridades que se toman el tequila… como negocio

Comments

comments