fotos de alimentos

Cuando se trata de hacer fotos de alimentos se busca mucho más que apuntar al plato con la cámara y que no salga movido. Existen algunos trucos que harán que sus seguidores en redes sociales quieran morder el celular o, como mínimo, babeen con cada una de sus fotos. Patricia Carmona —cocinera, estilista de alimentos y creadora de La Punnet— nos deja algunos consejos prácticos para conseguir unas fotos de alimentos con acabados profesionales.

1.- ¿Con o sin maquillaje?

“Todo es cuestión de estilo, pero si la comida se ve provocativa, no es necesario maquillar. Mucho menos con elementos que no sean naturales”, aconseja Patricia. Lo ideal es utilizar alimentos frescos y lo más visualmente atractivos posible.

El maquillaje de alimentos es todo un mundo; incluso hay personas que viven de ello. Por lo general, en este tipo de maquillaje se emplean productos químicos que, aunque se ven muy apetitosos en cámara, no son aptos para el consumo humano. Como menciona Patricia, todo depende de los estilos. Si prefieres añadir ese toque extra puedes usar productos naturales para conseguir los efectos. Por ejemplo, el aceite vegetal es una gran opción para abrillantar las frutas o algunos frutos secos.

2.- ¡Hágase la luz!

“La luz natural siempre es la mejor opción, pero no necesariamente a cualquier hora del día. Es importante buscar la que mejor se adecue al estilo que se le quiera dar a las fotos”. A la hora de hacer fotos de alimentos es importante encontrarse en un lugar iluminado. En caso de estar en un restaurante, trata de ubicarte en las mesas más próximas a las ventanas o en la terraza. De lo contrario, procura situarte lo más cerca de algún spot de luz. En casa, acércate a la ventana y sácale el mayor provecho a la luz diurna.

3.- No temas equivocarte

“La fotografía de alimentos, en mi experiencia, es cuestión de ensayo y error. No tengas miedo de experimentar”.  Da rienda suelta a tu creatividad. Combina colores, texturas y sigue los consejos aquí sugeridos. Recuerda que de los errores también se aprende; así que no te desanimes. Seguramente la próxima vez te quedará mejor y ya sabrás lo que no debes hacer.

fotos de alimentos

4.- Props

“La selección de props debe hacerse en relación con el color y la textura del alimento, de manera que lo ayude a resaltar y no al revés”, menciona Patricia Carmona. Para hacer de nuestra fotografía algo más que una simple foto es necesario valernos de ciertos artilugios para una composición suculenta y sugerente. A continuación dejamos algunas ideas que pueden servirte. (Oprime el botón siguiente para ver las 6 ideas).

1. Neutros

Los tonos neutros son ideales para cuando lo que se desea resaltar son los alimentos. Además, son sobrios, atemporales y versátiles. Puedes valerte de un fondo, vajilla, o accesorios de cocina de colores neutros como blanco, negro o beige para crear fotos que dejarán babeando a tus seguidores. También puedes usar colores sólidos y que contrasten entre sí para conseguir un resultado bastante atractivo.

2. Tablas de madera

Las tablas de madera para cortar son excelentes props para tus fotos de alimentos. Puedes aprovecharlas para fotografiar tus alimentos durante la preparación. El resultado es visualmente gratificante. Usadas como fondo, dan un acabado más country a las fotos.

3. Vajilla y cubertería

Puedes jugar con los platos donde colocarás tus alimentos. Combina tamaños y colores para crear balance en la foto. Eso sí, no permitas que estos opaquen los alimentos; su función en la foto es ayudar a embellecer la presentación de la comida y no competir con esta.

4. Chatarra, tu nueva mejor amiga

De ahora en adelante piensa dos veces antes de botar tus bandejas para hornear, ventanas o sillas viejas. Posiblemente, en eso que ves como chatarra está un prop excelente que llevará tus fotos de alimentos a otro nivel.

5. Ingredientes por doquier

La idea de las fotos de alimentos es, además de hacerle agua la boca a todos, contar una historia. Teniendo esto en cuenta, puedes valerte de ingredientes empleados en su preparación. Semillas se sésamo, hierbas y hojas frescas, frutas, frutos secos, granos de café o nibs de cacao son siempre una buena opción. Eso sí, procura siempre tomar la foto con el plato inmaculado y, luego, comienza añadir los ingredientes como extra. También es muy importante que todos esos “accesorios” tengan algún sentido con lo que fotografiamos.

6. Textura

Procura conjugar distintas texturas en las fotos. Puedes combinar madera, hierro o porcelana. Los paños de cocina o trozos de tela, por ejemplo, son buenos accesorios. Estos ayudarán a crear balance, aportar color y crear una sensación de calidez, tiempo y emoción a la composición. Puedes valerte de servilletas de tela muy finas, mantas para picnic, paños de cocina o ropa de cama que puedas adaptar en una esquina de tu foto de alimentos.

Puedes disfrutar del apetitoso trabajo fotográfico de Patricia en su Instagram: @lapunnet. A continuación te dejamos algunas de sus fotos para que las disfrutes.

Comments

comments