Sabor Hermanos Roca

Los dones culinarios parecen estar ligados a los genes de Joan, Jordi y Josep. Los hermanos han logrado alcanzar el olimpo gastronómico y no se vislumbra que bajen de la cima. Las mentes maestras de El Celler de Can Roca deben lidiar constantemente con la dura presión de críticos y comensales, pero esto no amilana al trío. Los Roca se motivan constantemente para seguir creciendo y cautivando paladares.

Siempre con ganas de mejorar

Celler de Can roca España
El Celler de Can Roca ocupó el tercer lugar en la lista The50Best

El chef Joan, el pastelero Jordi y el sommelier Josep conversaron sobre su éxito para el portal FoodAndWine. Los Roca hablaron sobre lo que significa mantener su restaurante entre los puestos más altos de los 50 mejores de la revista Restaurant. El establecimiento, que está ubicado en Girona, Cataluña, ocupó el tercer lugar en 2017, y logró ser el más destacado en 2013 y 2015. Además, posee tres estrellas Michelin desde 2009.

“Mantuvimos los pies firmes en el suelo y seguimos cocinando con entusiasmo”, comentan. Los tres concuerdan en que los reconocimientos y elogios internacionales los llenan de felicidad, sin embargo, alegan que es más importante la crítica personal. “Para nosotros, la idea de mejorar día a día en nuestro restaurante es nuestro verdadero sueño hecho realidad”, citan de manera tajante.

Además, el impulso que ha dado El Celler de Can Roca a la región es otro motivo de alegría. Aseguran que el atractivo que genera el restaurante ha “generado una reactivación económica”. Tanto el turismo como los pequeños proveedores de Girona se han visto beneficiados.

No hay presión que valga para los hermanos Roca

Recientemente, se han hecho públicas muchas críticas a la manera de operar de la guía Michelin. Incluso el chef Sébastien Bras renunció a sus distinciones para poder cocinar sin la observación de críticos. Para Joan, Jordi y Josep esto no significa problema alguno. “Hemos podido convertir la presión en combustible. Así nos mantenemos comprometidos con el espíritu inconformista que nos llevó a crear nuestro restaurante”, dicen.

Por otro lado, resaltan la importancia de aquellas cosas que “nos hacen humanos”, refiriéndose a los alimentos y la familia. Otorgarles la relevancia y el amor necesarios a estos aspectos los ha hecho altamente competitivos, según sus palabras.

“Nos concentramos en desarrollar más que prestar atención a lo que se dice afuera. Eso al final no está bajo nuestro control en absoluto”, explican los hermanos. “Tenemos la misma pasión que en nuestro primer día, siempre trabajando en algo nuevo”, agregan. Más allá de pensar en el momento en que aparecerá un crítico o en las futuras listas, se enfocan en mejorar su restaurante.

No existe una fórmula mágica para alcanzar la cima. El ejemplo de los Roca enseña que todo se resume a talento, dedicación e innovación en un área tan exigente como lo es la gastronómica. “¿Qué hace el equilibrio perfecto? No olvidar de dónde venimos, nuestras raíces, nuestra tradición. El entorno cercano y el entorno natural “, indican. “Estas raíces lo mantienen todo sólido y humano; entonces puedes extender tus ramas sin perder tu identidad. Las raíces proporcionan el equilibrio perfecto”, finalizan.

También le puede interesar:  Estas mesas de España bien valen un viaje

 

Comments

comments