knork

Muchas veces, cuando comemos cosas como papas horneadas, albóndigas o incluso una rodaja de tomate de alguna ensalada, necesitamos picarlas en trozos más pequeños antes de llevarlas a la boca. Pero como son alimentos relativamente blandos, más de uno suele intentar cortarlos con el tenedor y así evitar emplear el cuchillo. Generalmente el resultado es que la papa se sale del plato o no desesperamos y terminamos comiendo la rodaja de tomate entera. Esto ocurre, evidentemente, porque el tenedor no está diseñado para cortar.

Pensando en solventar estas situaciones y facilitar la tarea de picar los alimentos mientras se come, nació Knork.

Se trata de un tenedor que tiene, adicional a sus funciones normales, la capacidad de cortar la comida como un cuchillo. Con este novedoso utensilio de cocina se puede cortar pollo, waffles y hasta peras… Todo, menos tu boca.

Su nombre, Knork, viene de la combinación de los vocablos anglosajones “cuchillo” (knife) y “tenedor” (fork). Lo que lo diferencia del resto de los tenedores son sus laterales curvos, los cuales permiten atravesar los alimentos. Además, cuenta con una “plataforma” entre el mango y la cabeza del tenedor, para apoyar el dedo y poder ejercer presión a la hora de picar.

Comments

comments