Perla en Ostras
Vía: 123rf.com

Una de las cosas más incómodas que pueden ocurrir al disfrutar de una buena cena en un restaurante es encontrar algo inesperado en el plato. Sin embargo, esto deja de ser molesto si lo que está en su comida es una perla valuada hasta en 4.000 dólares.

El protagonista de esta historia es el ejecutivo retirado, Rick Antosh, de 66 años de edad. A comienzos de diciembre, Antosh se encontraba en el popular Grand Central Oyster Bar, en Nueva York, lugar famoso por especializarse en estos mariscos. Para la ocasión, el estadounidense pidió su preparación favorita del lugar: un asado de ostras, que tiene un precio en dicho establecimiento de 14.75 dólares. El comensal comenta que durante la comida, sintió un objeto duro en su boca, lo cual le hizo pensar cosas muy alejadas a lo que ocurría. “De repente sentí algo así como un diente o un empaste y fue aterrador. Y, caramba, me di cuenta de que no era un diente, era una perla”, explicó durante una entrevista.

Una perla sorpresiva y valiosa

Perla en Ostras
Vía: 123rf.com

En primera instancia, el comensal no se mostró muy sorprendido por su hallazgo. Sin embargo, un experto le sugirió que podría tener un valor entre 2.000 y 4.000 dólares. Hasta el momento, aún no se conoce el precio exacto.

Posteriormente, Antosh se dirigió al restaurante para comentarles lo sucedido. Ante esto, Sandy Ingber, chef ejecutivo del local, indicó que era algo sumamente inusual. “Llevo 28 años aquí. Esta es la segunda vez que veo que esto sucede. Y vendemos más de 5.000 ostras a media concha todos los días”, indicó el cocinero. Algunos conocedores en la materia alegan que las probabilidades de encontrar una perla de esta manera son sumamente bajas.

Ahora el afortunado cliente intentará repetir lo sucedido. “Definitivamente, regresaré y trataré de encontrar más perlas. Nunca se sabe”.

También le puede interesar:  Darse un chapuzón en una bañera con cerveza

 

Comments

comments