A primera vista esta copa de vino rompe claramente con lo tradicional al girar sobre su mismo eje, y además es a prueba de derrames. El creador de este innovador diseño es Christopher Yamane, radicado en San Francisco, este producto lleva por nombre Saturn Glass Wine y promete que ningún mantel o alfombra sufrirá de las difíciles manchas que deja el vino derramado.

Este vaso fue torneado y soplado con vidrio italiano. Su diseño posee las características de una copa de vino perfecta pero sin su tallo, modeladas por los artesanos en Oakland, California. El secreto para que no se derrame bajo ningún concepto se debe a que está diseñada para girar sobre sí misma, así que ningún empujón o golpe la volteará ya que dará vueltas hasta que vuelva a su ángulo.

Soplado artesanal

Lo especial de estas copas es el arduo trabajo artesanal que lleva cada una de ellas. Para preparar el material para cada vaso, el vidrio fundido se forma a mano antes de ser soplado en un molde por los artesanos de vidrio. Cada vaso es entonces recocido durante la noche (un proceso en que el vidrio se enfría lentamente para aliviar las tensiones del material), para luego ser cortado y pulido a mano.

Su creador Chris ha estado soplando el vidrio desde 2006 y ha perfeccionado sus técnicas con algunos de los mejores sopladores de vidrio en el país. Su profundo conocimiento de los métodos tradicionales, ha dado lugar a una línea lúdica de artículos de vidrio, que es una nueva mezcla de las tradiciones de fabricación de vidrio italianos y escandinavos.

Esta posee dos tamaños, una con 125 mililitros y otra más ancha con 175 mililitros. Aunque fue diseñada para el vino, posee las características para tomar whisky.

Para muchos, este diseño es totalmente innovador, rompe con la regla principal de sostener la copa por su tallo para que no cambie su temperatura tan rápido, porque recomiendan utilizar la tradicional.

También te puede interesar: Una copa de vino al día es lo indicado

 

Comments

comments