brinner

Una de las nuevas tendencias gastronómicas que está causando furor es el brinner. Este término es el resultado de la fusión de las palabras inglesas breakfast y dinner. ¿A qué hacen referencia? Como su nombre lo indica, hacer la cena como si fuera un desayuno. Así como el brunch cautivó a todo el mundo, ahora el brinner está conquistando todos los países a los que llega.

El brinner es un neologismo que surge en los Estados Unidos, acuñado más concretamente en Nueva York; allí sus habitantes cenan cereales con leche, huevos con guarnición y todo lo que se come por las mañanas. Hay quienes definen el brinner como el último grito de moda.

La anatomía del brinner

No existen muchas reglas que lo rijan. Por lo que se puede decir que las opciones son muchas. El único principio que se debe seguir es tomar la cena tal y como si fuese el desayuno. Por ello resultan ideales comidas como los huevos revueltos o benedictinos, muffins, cereales, avenas, tostadas o lo que la imaginación nos permita.

Gran parte de la popularidad de esta tendencia no es solo por nombre anglosajón; también se debe a la practicidad y rapidez para la hora de la cena. Otra ventaja es que este tipo de comidas resultan más económicas que otro tipo de cenas.

Comments

comments