Foto: 123RF

El sirope de maple, también conocido como jarabe de arce, es una de esas maravillas gastronómicas naturalmente exquisitas. Este ambarino y dulce líquido es extraído de los árboles de arce, en especial del arce de azúcar y el arce negro. Tiene diferentes grados, dependiendo de su color y del tiempo de cosecha: cuando se recoge más tarde es más oscuro y acaramelado, y a tiempo tiene un sabor más fuerte y marcado. La miel maple no se cultiva en muchas partes, más de 70 % proviene de Canadá, y un 90 % se cosecha en el estado de Quebec.

Es uno de los endulzantes naturales más ricos que existe, su sabor es único, logrado por la reducción de la savia del árbol, que solo se cosecha al inicio de la primavera en zonas frías, entre marzo y abril por unos 10 a 20 días. Para obtener este jarabe se hacen hoyos en los troncos del árbol y se colocan cubetas para recolectar lo que cae.

En cuanto a su uso, sirve de endulzante de panquecas, y para la elaboración de dulces como caramelos y rellenos de bombones, pero si llegas a tener en tus manos una botella de jarabe de maple auténtico, anímate también a preparar cócteles, endulzar té o simplemente disfrutar de una cucharadita pura en tu paladar.

mapleBeneficios del sirope de maple

  • Estudios identificaron alrededor de 54 antioxidantes. Cinco de ellos están solamente en este edulcorante natural, lo que hace que este producto sea calificado como un superalimento.
  • Contiene grandes propiedades antiinflamatorias, que junto con las propiedades antioxidantes ayudan a proteger el organismo del cáncer y la diabetes.
  • Produce energía y antioxidantes esenciales para la función normal de los nervios y el cerebro. Un cuarto de taza de jarabe de arce proporciona los requisitos completos de manganeso al día.
  • El jarabe de arce puro proporciona el 18% del valor diario de zinc que promueve la salud del sistema inmunológico.

G.V

Comments

comments