Kim kardashian alimentos

Una mujer que acapara la atención de muchos. Kim Kardashian es una influencia importante dentro del mundo de la farándula. Un ícono de la televisión estadounidense. Además de su presencia en la pantalla chica y sus incursiones en distintos negocios, uno de sus aspectos más resaltantes es, sin duda, su físico esbelto. Debido a esto es grande la curiosidad sobre la dieta de Kim. Aunque la mayoría se pregunte qué come para mantener su figura, ella ha mencionado los alimentos que más detesta.

Durante un reciente episodio del reality show que la catapultó a la fama, Keeping Up with the Kardashians, emitió un juicio sobre estos ingredientes. Todo ocurrió mientras almorzaba con su madre, Kris Jenner, en una escena del capítulo cinco de la temporada 14. La hermana del medio de las Kardashian comentó que “estas son las cosas que odio en la vida: la mostaza, el cilantro y el queso azul”.

El anunció causó gran revuelo en Kris, quien se enfocó principalmente en su enemistad con este tipo de queso. “¿Quién odia el queso azul?”, dijo, y se dio respuesta a sí misma: “Nadie”. Sin embargo, esto no significa que Kim no sepa apreciar finos quesos.

¿Qué alimentos sí le encantan?

Durante tantos años en televisión, siempre ha quedado claro que las ensaladas son parte innegable de su alimentación. Estas preparaciones son un baluarte importantísimo para mantenerse como una de las mujeres más sexys del planeta.

Luego de su segundo embarazo, del cual nació su hijo Saint, se revelaron algunos de sus hábitos. Kimberly, nombre completo de la celebridad, se sometió a una dieta denominada Atkins. Este régimen incluye alimentos bien apreciados por ella. Durante el desayuno abundaban las claras de huevo con verduras, queso feta y tocino de pavo. Los antojos de la merienda se saciaban con barras de cereal o un poco de avena. El día continuaba con una ensalada, normalmente de espinacas y pollo al limón. Todo culminaba con un plato de salmón acompañado de coles de Bruselas.

Además, durante una entrevista con el periodista David Firedman, también se dejó claro qué le gusta para desayunar. Durante la conversación, ambos ordenaron su respectivo plato matutino. La orden de Kardashian fueron huevos revueltos con tomate, champiñones y cebollas. Completó su comida con un panecillo inglés y una taza de té con abundante miel.

Las aventuras y ocurrencias de la familia seguirán dejando pistas de la rigurosa forma de alimentarse de la famosa mujer. Prestar atención en cada episodio podrá ser una manera de ver qué alimentos encantan o desencantan a Kim Kardashian West.

También le puede interesar:  Conozca las debilidades culinarias de los famosos

Con información de FoodAndWine y Glamour

Comments

comments