Restaurante nudista O´Naturel

En bien conocido que el estilo de vida europeo suele ser muy liberal en algunos aspectos. Hay hábitos que, en otras regiones, pueden ser prohibidos o considerados tabúes de la sociedad. Muestra de esta forma de desenvolverse es el primer restaurante parisino dedicado completamente a nudistas.

Como Dios los trajo al mundo…

Restaurante nudista O´Naturel

Ubicado en la zona residencial de Rue de Gravelle, en el distrito 12 de la capital francesa, se encuentra O’Naturel. Un establecimiento muy peculiar, pues para poder degustar de sus preparaciones se debe cumplir un requisito: estar completamente desnudo.

La tendencia del nudismo es algo completamente común en la metrópoli, donde aproximadamente 2,6 millones de personas lo ven como algo normal. Ahora el lugar perfecto para comer sin llevar prenda alguna ha llegado para satisfacer sus paladares.

La propuesta del restaurante es la bistronomía. Un pequeño y acogedor establecimiento que ofrece exquisitos platos. De tal manera que preparaciones altamente saludables se unen al espíritu de la naturalidad que conlleva la desnudez.

Abrió sus puertas al público a principios de noviembre. La inauguración se celebró con una cena exclusiva y especial de la Asociación Naturista de París. Una organización en la cual sus miembros se ejercitan en grupo sin ropa en absoluto. Los gerentes del establecimiento, los hermanos Mike y Stephanie Saada, comentaron la razón de esto: “Esta noche solo recibimos a los miembros de la ANP. Nos han apoyado desde el principio, y hemos reservado nuestra primera velada para ellos”.

Para poder disfrutar de un almuerzo o una cena en el lugar, se debe hacer una reservación. O’Naturel solo atiende a 40 comensales por día, de martes a sábado. Al llegar, se les pide a los visitantes que se despojen de su ropa para ingresar al área de comedor. Cada persona dispone de un armario donde pueden guardar sus prendas.

En cuanto a la oferta gastronómica, hay una excelente variedad. El local naturista sirve desde recetas veganas hasta finos platos lo más sanos posibles. Verduras cocidas, caviar, caracoles en crema de ajo, chutney de manzana y pera, langosta y pato son algunas de sus preparaciones. Los precios oscilan entre 13 y 40 euros. También poseen una carta de los mejores vinos de Francia.

Un restaurante bien visto

Contrario a lo que se pudiera pensar, el local fue recibido de buena manera por los vecinos de la zona. Un residente comentó al periódico Le Parisien su punto de vista: “Cuando supimos que lo iban a abrir aquí nos dio risa. Sobre todo porque hay una guardería al lado. Pero no me molesta en absoluto y a los demás vecinos tampoco. No vemos nada desde la calle”.

A pesar de ser algo innovador en París, este no es el primer restaurante que implementa este “código de vestimenta”. En Londres está Bunyadi, y en Tenerife, España, Innato.

Lugares que invitan a liberarse de complejos y tabúes mientras se degusta una muy buena comida y una excelente copa de vino.

También le puede interesar:  ¿Guardar el secreto? Fascinantes bares clandestinos

Comments

comments