Restaurante Novikov Miami

El grupo que lleva adelante Novikov en Londres ha abierto un nuevo restaurante en uno de los rincones más alegres del centro de Miami, en el número 300 de South Biscayne Boulevard. Inaugurado en 2018, el lugar ofrece cocina chino-japonesa en un ambiente glamoroso y lleno de energía con espectaculares vistas de la Bahía de Biscayne.

Su armonía de sabores y su espacio agradable atraen cada vez a más gente al local del restaurador ruso Arkadiy Novikov, que ya tiene ubicaciones en Londres, Dubai y Moscú.

Los sabores de Rusia, China y Japón en Miami

Comida china en Novikov / Foto archivo

El menú asiático de Novikov es especial. Según sus creadores, está diseñado para impresionar con toques lujosos, que abarcan los platos al grill o al estilo wok, junto con una amplia selección de dim sum y sushi, elaborados con productos muy frescos.

De hecho, Novikov también cuenta con una colorida exhibición de su mercado de mariscos y vegetales. En esta sección, se inspira e impulsa a los propios comensales a elegir los mejores y más frescos productos de una selección diaria de ingredientes de temporada de origen mundial. Todo está a la vista.

La variedad de pescados (nacionales e internacionales) es enorme y los encargados los despliegan sobre hielo y en vitrinas para que los comensales pueden verlos y escoger cuales quieren. Luego, son cocinados a través del método japonés Robata (diminutivo de Robatayaki) a distintas temperaturas sobre carbón ardiente.

En la entrada, lo primero que se ve es el gran bar, que ofrece cocteles creativos y una amplia selección de sake y vinos, unidos a una colección de arte curada. El precio por persona ronda los 80 dólares.

Myoga y shiso

Postres y sashimi / Foto archivo

La carta presume de más de 100 platos entre sashimi, rolls, tempuras, robatas, woks y preparaciones con pato, así como de especialidades vegetarianas.

Como entrada, Novikov ofrece una selección de sopas de miso o ensaladas de algas marinas, seguida de opciones de aperitivos que incluyen empanadillas de maíz dulce de azafrán, ensalada de broccolini con yuzi goma y rollo de aguacate con salmón, por nombrar algunos.

Las opciones de primer plato contemplan Chirashi Donburi, que es un tazón de arroz de sushi con una selección de pescado fresco, huevas de salmón, myoga, shiso, gari y wasabi; o salmón de Szechuan, tofu con verduras de temporada y pollo anacardo con mango, entre otros.

Novikov también brinda un menú ejecutivo por 23 dólares, que varía. Al momento de escribir esta nota, incluía una entrada a escoger que puede ser sopa miso o ensalada; un aperitivo a escoger entre Pimientos Shishito Salados, brochetas de cerdo, roll de aguacate y salmón o camarones de cilantro y Dim Sum. Luego, se puede pedir un branzino a la parrilla, el Bowl Chirashi, los fideos vegetarianos de Singapur, el pollo con frijoles (caraotas) negros, o el pato crujiente de Pekín.

Para un final dulce, los clientes pueden disfrutar de postres por seis dólares adicionales, así como también de precios especiales para cocteles que son un delirio: un Ringo Sour con manzana y galangal o jengibre azul; un Richu Cooler hecho de frambuesa, naranja y yuzu, o un Yoda Cooler, hecho de té matcha, jengibre, menta y lima.

Decorados de lujo y clase

Novikov Restaurant and Bar es el primer proyecto de Miami del renombrado diseñador internacional Adam D. Tihany, incluido en la lista de mejores diseñadores de interior de Estados Unidos por The New York Times en 2001. Es reconocido por su trabajo con el chef Thomas Keller, en restaurantes como Per Se y los locales Bouchon, entre muchos otros.

En el caso de Novikov predomina el diseño de una especie de costillar con ondas en el techo, aparentemente inspirado por la emoción de la cocina, de acuerdo con los creadores del restaurante.

Mercado en exhibición / Foto archivo

Las paredes de madera con textura envuelven el espacio, mientras que las columnas estructurales se erigen como troncos de árboles y desaparecen en las curvas del techo. Un bar de sushi y una mesa de chef privada conforman los rincones más íntimos del comedor. Así, los huéspedes pueden disfrutar del clima de Miami mientras cenan al aire libre en otro espacio, la terraza exterior con vista al mar.

También puede interesarte: Román Mosteiro y Bang Cook, comida thai entre neones

Comments

comments