Ichiranny

Muchos comensales buscan ir a restaurantes o locales de comida rápida para disfrutar de un delicioso plato en compañía. Pero Ichiranny es totalmente lo contrario, aquí nadie te dirigirá la palabra, en sí nadie molestará con ningún tipo de ruido.

En este restaurante lo que reinará el silencio,  hay cubículos separados entre sí para que los clientes coman sin compañía. Además, una cortina los separa del mesero de quien solo ven las manos al momento de traer su pedido. La única interacción que tendrán las personas es con las manos del mesero cuando introduzca dentro de las cortinas la comida.

Para poder pedir la comida los comensales deben pedir el plato a través de una maquina, que le ofrece las selecciones del menú. Luego serán escaneados y pasados al cubículo del sabor. El boleto los entregan a través de la cortina y luego llega el pedido.

El principal objetivo es que las personas puedan comer en completa calma y tranquilidad sin ningún tipo de distracción. Pero esta dinámica solo se puede experimentar en Japón, ya que en la franquicia que está en Nueva York hay mesas en donde existe la opción para aquellos que deseen estar acompañados.

También te puede interesar: Dinner in the sky: el restaurante volador

Comments

comments