Prosecco

Una marca de “vino” hecha de una mezcla de Prosecco y curaçao azul ha causado revuelo en su Italia natal, donde algunos críticos la han considerado un “insulto” a la tradición. Prosecco

Blumond, bebida hecha de Prosecco, curaçao azul y melocotón, cuya baja concentración de alcohol es de solo 7%, sólo ha estado a la venta, por ahora, en China y Estados Unidos, donde está resultando popular en las bodas.  

El producto, que será lanzado antes de final de año en Italia, ha hecho que los críticos levanten la ceja porque para ser etiquetado como vino ha de tener una concentración de alcohol de, al menos, 10%.

Fratelli Saraceni, casa propietaria de la marca, puede verse obligada a cambiar la denominación de Blumond por “coctel aromatizado”, “bebida larga” o “aperitivo”, debido a su bajo porcentaje de alcohol.

Un miembro de la Asociación de Sommeliers de Italia, Wladimiro Gobbo, se refirió a Blumond como “un insulto a nuestra tradición. Es vergonzoso, estos no son vinos sino líquidos coloreados, híbridos tontos con un porcentaje de alcohol reducido”.

El tono eléctrico proviene de un pigmento que se encuentra en las pieles de la uva.

“Son tendencias que van y vienen, estos caprichos no pertenecen a nuestro mundo” han comentado varios empresarios vinculados a la producción de vino. “Los bebedores anglosajones están más abiertos a las innovaciones y a los giros particulares, que los italianos, les gusta experimentar”, ha referido Mateo Saraceni, de la firma que ha concebido Blumond. De allí, entonces, el éxito reportado en países como Estados Unidos.

Vía: thedrinksbusiness

Comments

comments