Fragolate y Franceschi celebran a Caracas

“El mejor ingrediente para una receta es la imaginación” es el eslogan de la heladería artesanal Fragolate, nuevamente puesto de manifiesto en una alianza creativa, en esta oportunidad con Franceschi Chocolate. Una coalición bienvenida que llevará una fiesta de sabores autóctonos de los grandes cacaos venezolanos a la clientela caraqueña con motivo del 450 aniversario de la capital.

Los hermanos Pedro y Ramón Dahdah esperan seducir a sus ya numerosos seguidores con dos noveles sabores: Sur del Lago y Carenero, representaciones fieles de las creaciones de Franceschi Chocolate.

Esta nueva propuesta rompe el molde de la famosa línea de Sabores Amazónicos (Túpiro, Arazá, Copoazú, Acaí) de la heladería del centro de Caracas, para integrarse a la línea de Sabores Nuestros (Miramar, Ponche Crema, Pastelado, Chica Criolla).

De esta manera, se sigue ampliando la variedad de deliciosos postres congelados de Fragolate, que en palabras de Ramón Dahdah, es cercana a unos 45 sabores expuestos y se suma a la cifra de los, aproximadamente, 15 de creación propia de los hermanos.

FRAGOLATE DAHDAH

Cuando las ganas y la calidad se juntan

Las alianzas entre Fragolate y otras marcas venezolanas no son algo nuevo; de hecho, esta es la tercera que han llevado a cabo para la manufactura de diferentes sensaciones gustativas. Con anterioridad, ya lo hicieron con el maestro del café Pietro Carbone, lo que resultó en el bien recibido Café Carbone, una presentación con mucha aceptación del público caraqueño. También se dio una unión con el experto en ajíes Juan Montemayor, que llevó a la creación de un peculiar helado con sabor a ají dulce, una muestra que, definen los Dahdah, es para una clientela más limitada. En esta ocasión, la colaboración ha sido con Claudia Franceschi, creadora de Franceschi Chocolate.

“Claudia fue quien nos manifestó su interés de que sus productos fuesen llevados a un helado”, comenta Ramón. La propuesta fue tomada rápidamente y así fue como se inició la experimentación con estos chocolates que culminó, para los Dahdah, en muy buenos resultados.

“La idea de estas alianzas es darle nombre y apellido al helado, que exista una retroalimentación para ambas marcas y que la gente se vaya identificando con los productos”, dicen los Dahdah. Además, los heladeros no se cierran a la posibilidad de seguir generando nexos: “Tenemos muchas propuestas que estamos evaluando y que iremos informando poco a poco a medida que sean más factibles”.

Un par de grandes cacaos

Franceschi define a su grupo como “apasionados promotores del arte del chocolate oscuro de origen”, con creaciones  finas y extrafinas elaboradas con selecciones de cacao de procedencia venezolana y trinitaria. “Seleccionamos dos varietales: Sur del Lago y Carenero”, explica Claudia, acotando el porqué de esta escogencia: “Considerando la disponibilidad del producto y las características diferenciadoras de cada origen”. Ambas muestras representan la “selección de varietales finos” del negocio chocolatero y poseen 60% de concentración, sin mezclas ni aditivos, del cacao trinitario con el cual se elaboran.

El resultado ha sido dos sorbetes, “sin base de crema o incorporación de lácteos -aclara Ramón Dahdah-, pues así respetamos el producto y sus rasgos organolépticos distintivos”.  De tal forma se mantienen las características sensoriales que genera el chocolate en el consumidor y se complace a una porción de los compradores que no puedan ingerir derivados de la leche.  Sin embargo, el contenido de manteca de cacao, propio de ambos chocolates, le otorga la cremosidad necesaria a los sorbetes.

“Nuestro objetivo siempre es que la gente relacione inmediatamente el helado con el sabor propio del cual fue creado”, reflexiona el experto heladero, quien agrega: “Queremos que la gente consuma estos sorbetes y rápidamente se genere la sensación de saber que están comiendo chocolate hecho por Franceschi”.

El Sur del Lago Franceschi de Fragolate en cata

SUR DEL LAGO FRANCESCHI DE FRAGOLATE

“Este sorbete de tonalidad clara, presenta una amplia gama de sensaciones gustativas a medida que se consume. Con actuación de notas dulces propias de los elementos que participan en su materia prima: la miel y los frutos rojos. Con un sabor ligeramente más suave que el chocolate que personifica, pero sin perder la esencia del mismo. Una opción ligera pero cargada de percepciones que van descubriéndose durante el lento proceso de disfrute de esta congelada propuesta”.

Carenero Franceschi de Fragolate

CARENERO FRANCESCHI DE FRAGOLATE

“Esta exhibición, sutilmente más oscura, relaciona su rico sabor con leves notas ácidas que le hacen sumamente llamativo. Además, la presencia de pasas, canela, clavos de olor y nueces que se sienten al disfrutarlo, elevan la estimación de divinidad en esta muestra. Una alternativa perfecta para degustar del rico sabor del cacao y para acompañar en una tarde calurosa”.

Caracas de fiesta

Todo está sobre la mesa para que, a partir del martes 25, la clientela caraqueña celebre los 450 años de su ciudad, acompañándola con frías exhibiciones de dulzura y el excelente sabor del chocolate artesanal. Los grandes cacaos del país pasearán de la mano de los capitalinos en barquillas repletas de historia del gusto criollo, chocolatero por excelencia.

La venta en la sede de la heladería de estas presentaciones será limitada por la semana aniversario de la capital, sin embargo, esto no impedirá que el público pueda seguir disfrutando de estos nuevos sabores, pues se comercializará a través del servicio de delivery y estará a la venta en distinguidos bodegones de Caracas.

Sin lugar a dudas, el límite solo queda en la imaginación para Pedro y Ramón Dahdah, quienes seguirán sorprendiendo a los más curiosos del sabor a través del maravilloso y dulce mundo del helado.

También puede interesarte: Cacao porcelana, la joya de la corona chocolatera

Comments

comments