Foto: 123rf

Es muy fácil ser impropio o de mal educado cuando un país oriental está tan lleno de tradición y formalidad. En una cena o simplemente en una reunión es muy fácil ofender sin percatarse de lo ocurrido. Por eso hay ciertas normas y formalidades en las que se debe tener en cuenta para no ofender como invitado en una mesa japonesa.

Quitarse los zapatos

Foto: 123rf

Antes de entrar a una casa japonesa se acostumbra a quitarse los zapatos. En el caso cuando se dispone para ir al baño se debe colocar unas especiales al entrar y quitarse las al salir del mismo. Esto se debe a que existe una separación entre lo puro y lo impuro. Estar con el mismo calzado para salir del sanitario es uno de los actos más impuros y sucios que existe en la cultura japonesa.

Brindar antes de kanpai

Foto: 123rf

Es una costumbre cotidiana tomar con una bebida tradicional que se llama Kanpai antes de beber cualquier otro tipo de líquidos. Al no hacer este ritual se considera un acto egoísta e indisciplinado.

Ante todo la reverencia

Foto: 123rf

En otro tipo de culturas saludar con un apretón de manos es la manera más formal de saludar diplomáticamente a una persona. Pero en Japón este saludo no es bien visto el contacto físico. Siempre se debe presentarse con una inclinación del cuerpo hacia adelante lo que se conoce como reverencia, sino lo hace se puede interpretar como grosero.  Si ocurre que lleguen a saludarlo con un apretón de mano insista en su saludo tradicional ya que esto no ofenderá, más si será un acto de respeto.

Comments

comments