Quienes seguían la noventera serie “acerca de nada”, Seinfeld, probablemente ya sepan que es el “double-dipping”: tomar un alimento, sumergirlo en una salsa o “dip”, morderlo, y volverlo a sumergir una vez que ha tocado la boca.

Nunca se debe hacer “double-dipping”

La expresión apareció en el episodo “The Implant”, décimo primero de la cuarta temporada, cuando George vuelve a mojar una tortilla mordida en la salsa y esto desata una pelea.

Pero no es sólo un gesto poco atractivo. El reconocido doctor Sanjay Gupta explica que “después de hacer double-dip unas pocas veces, investigadores encontraron de 50 a 100 veces más bacterias en la salsa, y eso proveniente de una sola boca”.

¿Alternativas? Utiliza una cucharilla o cuchillo que no toque la boca ni la parte mordida para echar más crema, o mejor aún, toma lo que desees la primera vez.

Comments

comments