modales

Las buenas costumbres y el protocolo en la mesa siempre ha existido, era aplicado por culturas antiguas, aunque no como se les conocen hoy estas se hacían en forma de ritual. Uno de los casos de más relevancia se practicaba con el funeral de los faraones, también en el imperio romano se destacaban por sus buenas costumbres como: beber y comer en pequeños sorbos.

La importancia de las normas y reglas sociales es que ayudan a las personas a saber comportase en las diferentes circunstancias. Además que las reglas regulan la conducta de los individuos en las diversas circunstancias de la vida social.

Aunque para algunos les parezca ortodoxo, los modales básicos son fundamentales al momento de relacionarse y buscar trabajo. Tener conocimiento y poner en práctica estas normas evitará muchos problemas ya que ayuda a saber desenvolverse mucho mejor en cualquier circunstancia.

En la cotidianidad los buenos modales son olvidados debido a que no se aplican. Es de muy mal gusto olvidar dar las gracias, pedir las cosas  con un simple por favor, no eructar en la mesa, limpiarse los restos de comida que quedan entre los dientes en público, quitar el plato antes de que la otra persona haya terminado. Estos simples detalles no define una clase social, rasas o tendencias; el buen comportamiento aunque no lo parezca abre muchas puertas aun más si es un almuerzo o cena de negocio.

Un ejemplo básico y que siempre han tomado en cuenta los padres es no colocar los codos en la mesa, esto representa un gesto de mal gusto. Como también el de aspirar la pasta larga, pocos saben que se debe enrollar en la cucharilla y luego se lleva a la boca, así se evita de salpicaduras y manchas en la ropa sobre todo si está posee una salsa.

También te puede interesar: La vajilla y sus normas

Comments

comments