Postura correcta en una mesa formal Sentarse derecho: Quizá la más obvia, y no solo relacionada con comer. La espalda derecha (pero no tiesa) y los hombros relajados son buenos para tu espalda

Una buena postura no solamente es amiga de una buena salud y de una silueta favorecedora; es una señal que demuestra buena educación y control de nuestro cuerpo. A la hora de sentarnos a la mesa, es importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para la postura correcta en una mesa formal.

Postura correcta en una mesa formal

  1. Sentarse derecho: Quizá la más obvia, y no solo relacionada con comer. La espalda derecha (pero no tiesa) y los hombros relajados son buenos para tu espalda y forman la postura ideal.
  2. Acercarse al borde de la mesa: No debe haber un gran espacio entre el cuerpo y el borde de la mesa. Eso facilita que algo caiga y ensucie tu vestuario, además, hace más largo el trayecto de los alimentos hasta tu boca.
  3. Los codos: Codos sobre la mesa son considerados de mal gusto, además de aumentar las probabilidades de que ensucies tus mangas, hacen que sea fácil llevar las manos a la cara o tocar el cabello, otros “no no” de una posición elegante.
  4. Las piernas: Preferiblemente no cruzarlas o al menos, hacerlo sin explayarse o temblar bajo la mesa. Es muy mala educación patear a otro comensal por accidente (y mucho peor adrede, pero eso ya es otra historia), además, puedes ensuciar la ropa de alguien o hacer que algo en la mesa se derrame por un tropiezo.
  5. Tus manos: Mientras no comes, tus manos pueden descansar sobre tu regazo o sobre la mesa (pero no todo el brazo, hasta la muñeca está bien).

Comments

comments