té

El consumo de té (especialmente verde) es benéfico para la salud por contener antioxidantes, flavanoles, flavonoides, catequinos y polifenoles. Debido a sus catequinos, el té tiene propiedades anti-inflamatorias y neuroprotectoras; puede ayudar en la regulación del apetito y por su afinidad con los receptores canabinoides puede disminuir el dolor y la naúsea, sirviendo también como calmante.

Les presentamos las siguientes reglas de etiqueta para la próxima vez que tomen esta bebida con sus amigos o familia

1. Nunca tomes la taza con el meñique extendido.

Esta es una costumbre que se ha adoptado de manera incorrecta y que se considera de buena educación, pero no es así. La manera correcta de beber es enganchando el dedo índice en la oreja de la taza, poniendo el dedo pulgar en la parte superior de la oreja, apoyando en el dedo medio, y manteniendo los dedos anular y meñique hacia atrás en dirección a la palma de la mano.

2. Antes se acostumbraba poner la leche antes que el té para prevenir que las tazas se agrietaran. Como hoy en día ya no tenemos ese problema, así que lo correcto es servir la leche después.

3. Cuando revuelvas el té, ten mucho cuidado de no chocar la cuchara contra la taza.

La manera correcta es hacer pequeños círculos con la cuchara. Cuando termines colócala sobre el platito detrás de la taza del lado de la oreja.

4. Nunca tomes antes de revolver el té y no chupes la cuchara después de usarla.

5. Si tomas té sentada no levantes el plato, sólo la taza.

Si estás tomando de pie, puedes y debes tomar el plato con la taza.

6. Cuando estés tomando un sorbo, no veas a los demás comensales.

Mejor enfoca tu mirada en lo que estás haciendo así evitarás tirar té en tu blusa o en la mesa

7. Comments

comments