Nacido en Niederwald (Suiza), Cesar Ritz es considerado el padre de la hotelería moderna y el maestro de estilo de restaurantes y alta cocina. Puede decirse que fue un animador de la vida elegante que atrajo con sus maneras la presencia de reyes, magnates y figuras mundiales. Construyó todo una nueva filosofía de negocio bajo su premisa particular: “We are ladies and gentleman serving ladies and gentleman” (Somos damas y caballeros sirviendo a damas y caballeros).

No todos son el  Cesar Ritz

Gracias al legado de Cesar Ritz, los restaurantes del mundo comenzaron, o tal vez, intentaron emular la excelencia de servicio que desde las cocinas del Hotel Ritz se ofrecían, “no todos son el Ritz”, se decía.

Igualmente, estas son algunas de las principales indicaciones para los comensales, salidas de esta cadena de hoteles y restaurantes cargados de la fama, historia y ejemplos que legó Cesar Ritz:

Para reservar

Al solicitar una reserva en el restaurante, asegurarse que los equipos de sala y cocina puedan organizarse para atenderte mejor, además indicar cualquier requisito especial (comensales vegetarianos, alergias, necesidad de asientos para niños, asistencia de personas mayores o necesidad de privacidad…), esto optimiza el trabajo en el restaurante.

Comunicar cualquier cambio en la reserva, como aumento o cancelación de comensales, o avance o restraso a la hora de llegada, hace que el personal de restaurante pueda servirte mejor.

Foto: 123rf

Cancelar la reserva, si por cualquier motivo no puedes asistir. Ten en cuenta que las mesas son el activo del restaurante, y limitas su capacidad de ingresos si mantienes una mesa reservada que al final no se ocupará. Se considerado.

Código de vestimenta, en un restaurante de comida rápida o en una zona turística puedes acudir en bermudas, para ir a un restaurante de un hotel de 5 estrellas, usar zapatos cerrados y chaqueta. Puro sentido común.

Convivencia en la sala

Hay un mínimo de protocolo a la hora de compartir con los comensales que comparten espacio:

Espera a ser atendidos y sentado por el personal de sala cuando se llegue al restaurante.

Foto. 123rf

Eliminar el sonido del celular, y si hay que atender una llamada, disculparnos y salir de la sala a un lugar donde no se moleste.

Si acudes con niños, es importante escoger el restaurante correcto.

Si se encuentra a alguien conocido, saludar discretamente.

Interacción con el personal de servicio

Si el adorno de la mesa molesta porque dificulta la vista de los otros comensales u otro motivo, pide que lo retiren.

¿De tú o de Usted? Mantén el tono con el que se dirigen hacia tí, si te tutea, tutéale tu. En caso contrario, mantén el correcto Usted.

Foto: 123rf

Facilitar la “comanda” al máximo al camarero. Pedir con orden y sin dudas, y si desconoces algún plato o ingrediente o supones algún ingrediente que pudiera generarte alergias, asegúrate preguntando al camarero. Evita tener que devolver platos a la cocina.

Cuando dispongas de la atención del camarero, trata de pedir todo lo que se necesite en la mesa para evitar regresos innecesarios.

Felicitar por el servicio y la comida, si te ha gustado. Es un gesto elegante y generoso, digno de una dama o un caballero.

Comments

comments