Historia del Tiramisú
Vía: 123rf.com

Su composición de crema, galletas o bizcochos, queso mascarpone, café y cacao en polvo, lo hace delicioso. El tiramisú, originario de Italia, es uno de los postres con más fama mundial por su delicado sabor. Sin embargo, su historia es algo difusa, con versiones de quienes se atribuyen su creación.

En disputa

Historia del Tiramisú
Foto 123rf.com

Una de las referencias más antiguas que muchos aseguran hay sobre el postre es de finales del siglo XVII. Según, en aquel entonces, Cosme III de Médici era el Duque de Toscana y sus pasteleros buscaron crear un dulce que reflejara su imagen. Implementaron el café y el cacao para representar su fuerza y virilidad, y el mascarpone para su humildad. Fue todo un éxito en la alta sociedad de la localidad y con los años fue haciéndose un espacio entre la población.

Los historiadores descartan esta versión. Alegan la dificultad en aquella época para conservar varios insumos. Además, esta preparación es conocida por ser relativamente contemporánea, estando más relacionada al siglo XIX.

Fuentes señalan que a mediados de 1800, una pastelería de Turín buscó rendir honores al Conde de Cavour, Camilo Benso, por las actividades políticas que llevaron a la unificación de varias regiones de Italia. Utilizaron lo que tenían a disposición y terminaron creando la receta.

Una versión inesperada

Historia del Tiramisú
Foto 123rf.com

Asimismo, en la década de los 50, del siglo pasado, aparece otra historia con gran aceptación. Se dice que en aquellos años, en la ciudad de Treviso, región de Véneto (Venecia), los burdeles solían tener un cocinero para atender a los clientes y comenzaron a ofrecerles el “te tira su” -como se le denominaba en la zona-, con efectos afrodisíacos.

Tras el cierre de los burdeles en 1958, por parte del gobierno italiano, se afirma que el pastelero Carminantonio Lannacconne, de la pastelería Le Beccherie, rescató la preparación y asumió el rol de propagarla. Por otro lado, Alfredo Beltrame, de la cadena de restaurantes Toulá, también se automenciona como creador del tiramisú, teniendo mucha influencia en su popularización en Milán.

No existe una receta establecida, pues todas siguen el mismo concepto de algún elemento sólido (bizcocho, galleta) sumergido en café, crema a base de yemas de huevo, azúcar y cacao en polvo. A partir de esta base, es posible realizar versiones del postre, añadiendo otros ingredientes para dar rienda suelta a la creatividad.

Y aunque no se pueda confirmar el verdadero origen del tiramisú, las vertientes coinciden en que el objetivo era buscar algo que “levantara” y diera energía a quien lo probara.

También le puede interesar: Cinco postres italianos acogidos por el mundo

Comments

comments