Así como el lugar que ocupan al momento de preparar la mesa para comer, los cubiertos tienen un lenguaje que permite que el comensal se comunique con quien le sirve la comida.

Aunque existen variantes, según el país o la región, hay algunos mensajes que son universales, de manera que pueden aplicarse en cualquier parte del mundo.

Pausa

Los cubiertos hablan 1
Foto 123rf.com

El tenedor y el cuchillo descansando sobre el plato, boca arriba y ligeramente separados, quiere decir que aún el comensal está comiendo y que solo ha hecho una pausa antes del siguiente bocado.

Concluyó

Los cubiertos hablan 2
Foto 123rf.com

Al ubicar el cuchillo y el tenedor juntos, perpendiculares con respecto al borde de la mesa y con el mango en la parte inferior, eso denota que se ha terminado de comer.

Otras posiciones no reconocidas

Según el portal protocolo.org, las siguientes son apenas utilizadas y no son reconocidas en el mundo de la hostelería.

Listo para el próximo plato

Los cubiertos hablan 4
Foto 123rf.com

Cuando los cubiertos se dejan haciendo la forma de cruz, se desea indicar que se está preparado para recibir el próximo plato.

 Excelente

Los cubiertos hablan 4
Foto 123rf.com

Si se colocan en paralelo entre ellos y con respecto al borde la mesa, con el mango hacia el lado izquierdo, significa que la comida estuvo excelente.

No disfrutó la comida

Los cubiertos hablan 5
Foto 123rf.com

La punta del cuchillo dentro de los dientes del tenedor, formando una “V” invertida sobre el plato, deja en claro que el comensal no disfrutó de la comida. Se parece a la primera, pero con el cuchillo dentro de los dientes del tenedor. Por consiguiente, hay que prestar especial atención para diferenciar esta posición de la primera.

Para algunos la disconformidad con lo que se comió se expresa cruzando los cubiertos por su mitad haciendo una “X”.

También le puede interesar: Dudas de etiqueta en la mesa

Comments

comments