Guacamole perfecto

Esta especialidad mexicana ha conquistado paladares en los rincones más apartados del mundo y ha llevado a muchos a querer prepararla, pero no todos saben cómo lograr el guacamole perfecto.

Mexicanos y foráneos se han tomado el tiempo para compartir sus consejos. Se trata de tips sencillos destinados a obtener el mejor resultado.

Desde la elección del aguacate

Guacamole perfecto

La base de esta deliciosa receta está en el aguacate. Gaby Dalkin, autora del libro Absolutely avocados dice que se debe escoger el adecuado para no fallar. Según ella, el momento ideal es cuando se siente como “almohadilla al tocarlo con el pulgar”. La estadounidense afirma que “así es como sabes que está listo para rodar”.

Por su parte, la chef del restaurante Oaxaca Cuina, en Barcelona, España, Paloma Ortiz Hernández, también expuso sus métodos. El primero es que la piel esté firme y que la pulpa se perciba suave: “No debe tener burbujas de aire bajo la piel. Si se sienten, es que el aguacate ya se ha pasado”. El segundo es retirar el “ombligo” y mirar cómo está por dentro. Pero si aún no está maduro, esto podría dañarlo.

No triturarlo demasiado

Dalkin opina sobre la consistencia: “Quiero tener algo para masticar cuando muerdo”. Por eso utiliza un tenedor para dejar pequeños trozos, aunque esto depende del gusto personal. En sus palabras, se debe ir probando poco a poco hasta llegar al punto deseado.

Ortiz coincide con ella y agrega que “el guacamole pasado por licuadora no es guacamole, porque si se muele demasiado, no tiene gracia”.

Entre más sencillo, mejor

Guacamole perfecto

Ambas conocedoras creen que un buen guacamole no debe salirse de lo tradicional.

Ortiz argumenta que la receta original lleva aguacate, cebolla, sal, chile jalapeño y cilantro. Comenta que usar tomate y limón, para dar acidez y evitar la oxidación, es una práctica que se popularizó fuera de México. “¿Para qué añadirle más a algo que ya tiene sabor?”, cuestiona. Además, advierte que se le debe dar igual relevancia a los otros insumos.

En contraparte, Dalkin invita a la experimentación, ya que se trata de un plato que se presta a la innovación: “Creo que he hecho más de 30 tipos distintos a lo largo de los años”.

Consumirlo a tiempo

Uno de los principales problemas con este plato es su proceso de oxidación. Con el tiempo, la mezcla puede tornarse marrón y adquirir un gusto nada apetecible. Es recomendable hacerlo y disfrutarlo lo más fresco posible.

Pequeños consejos que sirven de guía para lucir como un experto al prepararlo para una comida.

También le puede interesar:  Cómo eliminar el intenso olor a fritura de la cocina

Comments

comments