Dulces de semana santa

Unas 25 celebraciones de la Semana Santa española se han convertido en parte de las Fiestas de Interés Turístico Internacional. Las tradiciones que datan de hace más de 500 años, y una mística religiosa no solo se concentran en las manifestaciones folclóricas, sino también en su variada gastronomía.

En estas fechas, las carnes desaparecen de las mesas y cobran especial importancia pescados como el bacalao y dulces tradicionales. Tanto, que dos semanas antes de la Semana Santa, se cambia el menú de los restaurantes de Madrid y Sevilla, para ofrecer una carta típica, con sello de tradición y buen gusto.

Madrid es de guisos y bacalao

Potaje de vigilia. Foto: Youtube

En la capital es fácil ver cómo el bacalao adquiere protagonismo, preparado de distintas formas. Lo usual es disfrutarlo en forma de potaje, con espinacas, garbanzos y huevos duros. El plato de cuaresma madrileño es conocido como “el potaje de vigilia”, y es una delicia preparada de muchas otras maneras en distintas regiones. Por ejemplo, en el País Vasco, se sustituye el bacalao por alubias, para lograr el famoso potaje capuchino. El bacalao también se puede encontrar en forma de buñuelos, croquetas o tortillitas.

La tradición y la mística religiosa convierten a Madrid y Sevilla en lugares de encanto para una gastronomía única de Pascua

Es frecuente ver otros gustosos, como aquellos hechos a base de patatas viudas, elaboradas sin carne ni otras fuentes de proteínas; los preparados con guisantes con huevos o aquellos con garbanzos y acelgas.

Eso sí. En las calles, los ganadores son los postres de ocasión, muy pedidos por los niños que pasean con sus padres. Un centenar de dulces parpadean en los mostradores de los cafés, en los que se dejan entrever las más ricas recetas heredadas de las abuelas.

Torrijas
Torrijas

Las torrijas son un ejemplo de esto. El manjar puede comerse con almíbar o decoradas con azúcar o canela, y disfrutarse con una bebida caliente para pasar las noches frescas del final del invierno en España.

Las más famosas son las de El Anciano Rey de los Vinos y la Casa de las Torrijas, una de las tabernas más antiguas y castizas de Madrid. Otros restaurantes han optado por modernizar los ingredientes: en Vait Pastelerías puedes probarlas premium con Baileys, vodka, ron o bourbon.

Dulces de semana santa en España
Bartolillos

También es típico ver los bartolillos madrileños, que son unas empanadillas rellenas de crema pastelera; los buñuelos de viento, también rellenos de crema pastelera, chocolate, o nata; o los pestiños, de origen árabe, elaborados con harina y huevo, y bañados en miel.

Sevilla, la Macarena y los huesos de santo

Pavías de bacalao. Foto: vía Youtube

Sevilla es una de las ciudades con mayor devoción y tradiciones católicas, que se reflejan en su variedad de celebraciones y, sin duda, en sus platillos típicos. Las fiestas sevillanas durante la Semana Santa giran en torno a la Virgen de la Macarena y la Virgen de la Esperanza, las guardianas –también– de las divinidades culinarias.

Allí, son usuales los platillos protagonizados por legumbres frescas, como las espinacas, que pueden prepararse en un plato típico de la gastronomía sevillana con garbanzos.

El bacalao sigue siendo el rey de las mesas, preparado especialmente con patatas, como el potaje de cuaresma –siempre con espinacas– o bien al estilo de unas ricas pavías de bacalao. Rebosadas se convierten en lo más solicitado por los niños durante esta época.

Pero, sin lugar a dudas, son las torrijas las favoritas y las que siguen teniendo un lugar especial en Semana Santa, desde que se crearan en los conventos de la provincia de Andalucía para no botar el pan que sobraba de cenas anteriores.

Huesos de santo. Vía: Dream! Alcalá

Otro postre singular y apetitoso en esta temporada, que sirve de preámbulo a la primavera, son los huesos de santo: dulce de mazapán relleno de yema de huevo. Sin duda, una delicia que se puede comer antes, durante o después de ver alguna procesión tradicional por las calles de esta ciudad, como la salida de la Macarena, en Jueves Santo, de su iglesia.

También puede interesarte: Buenas comidas de los países más felices del mundo

Comments

comments