Alcohol Malas decisiones

Qué bien que la pasamos cuando estamos de fiesta, sobre todo, los fines de semana. Es costumbre que estas largas juergas se acompañen con cualquier tipo de alcohol. Una cerveza fría o un fuerte tequila siempre serán considerados. Pero no todo es color de rosa, el exceso puede traer consigo malas decisiones.
Como la curiosidad humana no tiene límites, un equipo de investigación se dedicó a averiguar qué bebían los fiesteros cuando cometieron alguna acción de la cual luego se arrepentirían. Acá los resultados.

Mucho alcohol, pronóstico de malas decisiones

El portal web de ayuda a adictos a diversas sustancias, Addictions, realizó la encuesta. Consultaron a 2000 personas en Estados Unidos para descubrir algunas tendencias sobre el consumo de bebidas alcohólicas. El objetivo es crear conciencia en la población acerca de los peligros de beber en exceso.

¿Qué causa las peores resacas?

La pregunta principal del cuestionario se refería a qué bebida con alcohol les causaba más malestar a la mañana siguiente. Las que se llevaron mayor cantidad de respuestas fueron el tequila, con 22%, y el vodka, con 20%. Más abajo en la lista, el vino, con 17%; el whisky, con 15%, y la cerveza, con 10%. Con un porcentaje más bajo figuran el ron y la ginebra. Cada una fue mencionada como causante de la sensación de fatiga, náuseas, vómitos y mareos.

Se toma mucho y la ropa desaparece

Un episodio común tras ingerir mucho alcohol es no recordar después lo que sucedió. Y solo imaginar que se aparece desnudo en algún lugar sin saber por qué no es muy agradable. Una de cada tres personas respondió que, tras una alocada noche, se había desnudado en público o despertó en una habitación con un acompañante que no conocía.
Para este apartado, las bebidas se dividieron en cerveza, vino y licores fuertes. Entre las dos primeras, el fermentado de cebada alcanzó el 75% como responsable de llevar a alguien a cometer una locura. En el tercer grupo, el pionero fue el vodka, con 35%.

Alcohol

Un error que llega a la piel

Aunque parece algo sacado de una película, tatuarse en estado de ebriedad es más común de lo que parece. Cuatro de cada cinco encuestados mencionaron que habían expuesto su piel a la tinta tras beber demasiado. Entre cerveza y vino, la primera fue escogida por 81% de quienes respondieron la consulta. Entre las otras bebidas, el ron, con 41%, era el principal motor de esta locura permanente.

Un ebrio enfrentamiento con la ley

Tras muchos tragos se tiende a perder el concepto de orden público y el respeto a la autoridad. Diez por ciento de los participantes comentaron haber sido detenidos por la policía mientras se encontraban en estado de ebriedad. Unas frías cervezas fueron la razón de estos arrestos en 90% de los casos.

La noche se encendió, literalmente

Las cosas pueden salirse de control de un momento a otro. Incendiar algo, accidentalmente, era otro de los locos momentos que los fiesteros reflejaron en el estudio. Cerca de 80% culpabilizó a la cerveza por estas acciones.

Disfrutar del alcohol, ocasionalmente, no tiene nada de malo. La conciencia y la prudencia son importantes. Evitar los excesos dejará de lado momentos incómodos que nadie quiere vivir. En el equilibrio está la esencia del disfrute de las cosas.

También le puede interesar:  Lo que necesitas saber de la famosa barriga cervecera

Con información de Addictions

Comments

comments