trufas

Sí, son costosas. Lo sabemos, no se consiguen con tanta facilidad. Está bien, pero cuando se le presente la oportunidad de probar trufas, usted sabrá cómo se diferencian.

Las trufas son una especie de hongo que tienen rasgos muy aromáticos, que impregnan agradablemente cualquier platillo. Su sabor no tiene comparación en el ámbito gastronómico y su uso es bastante exclusivo y limitado.

Muchos son los tipos que existen de este manjar de la Edad Antigua, pero las más comunes, a modo de poder diferenciarlas con mayor facilidad, son las negras y las blancas. Pueden resultar bastante costosas y no se comercializan en todos los países, pero cualquier entusiasta de la buena gastronomía haría lo imposible por probar algún platillo aromatizado con ellas.

Procedencia

Las trufas blancas provienen de Italia, sobre todo, de las regiones de Piamonte y La Toscana. También se consiguen en algunas zonas de Croacia. Por su parte, las negras crecen en Francia, Italia y España. Nacen alrededor de las raíces de algunos tipos de árboles, que se encuentran principalmente en Europa. Las trufas necesitan de un suelo calcáreo que tenga un nivel de pH específico.

Sin embargo, en otras partes del mundo ya se consiguen trufas con características similares, aunque las más prestigiosas son las europeas.

Temporada

La clase blanca se da comúnmente entre septiembre y diciembre, por lo que su recolecta casi siempre termina siendo en los meses intermedios. Las negras crecen entre diciembre y febrero, aunque algunas también pueden darse durante el verano.

Sabor

El sabor de las trufas blancas es mucho más potente y extravagante. De hecho, suelen agregarse crudas y ralladas sobre los platillos como si se tratase de queso parmesano o nuez moscada, gracias a la intensidad de su sabor. Por otro lado, el de las negras es un poco más tenue y necesita de una cocción breve.

Precio

En vista de lo anterior, las blancas suelen ser mucho más costosas. Pueden llegar a valer hasta 200 dólares por onza; es decir, aproximadamente 30 gramos. Mientras tanto, las negras pueden tener un costo alrededor de los 70 dólares.

Uso

Básicamente, ambas pueden utilizarse para cualquier platillo, incluso para aromatizar aceites u otras sustancias. Lo importante es tener en cuenta que la blanca, al ser más aromática, puede emplearse cruda y generar mejores resultados.

También le puede interesar: Cuando el alcohol y las malas decisiones van de la mano

 

Comments

comments