La fotografía es el oficio de Julio Osorio. Se trata de un fotógrafo venezolano con una trayectoria reconocida y visible en el país. Se ha desarrollado en la rama de la fotografía de alimentos y hoy por hoy es representante de esa estética. Tiene una compañía llamada GourmetClick que ofrece imagen para compañías, emprendedores, marcas y sus propios servicios como fotógrafo para medios.

_DSC7219

¿Qué te inspiró a ser fotógrafo?

Fue más que una inspiración una necesidad, que tiene que ver con mi corta memoria. En el momento de descubrirlo estaba viajando solo y me dio ansiedad de olvidar la maravilla que estaba viviendo en ese momento (eso fue cuando realmente descubrí el verdadero poder de congelar el tiempo, es un cliché pero cuando se vive te das cuenta que es tal cual lo expreso). En ese momento sentí la necesidad de tener esas memorias conmigo para siempre y volver atrás cada vez que quisiera y vivirlas nuevamente.

¿Cuál ha sido tu reto fotográfico más grande?

Cada fotografía es en si un gran reto.

 

DSC_5678

 

¿Qué movimientos, expresiones, música, bailes, literatura, manifestaciones culturales en general consideras que te haya influenciado?

Definitivamente la música. Siempre presente como un soundtrack en cada retrato o sesión fotográfica, pero el cine también está presente como fuente influenciadora, aunque no siempre tenga que ver con la gastronomía.

¿Qué te hizo fijarte en la fotografía de alimentos y afines y desarrollarte en esto?

La fotografía editorial, la coincidencia de trabajar para Cocina y Vino en la época de Ben Amí Fihman. Eso fue todo un descubrimiento técnico que terminó llevándome a desarrollar mi propio lenguaje estético en la gastronomía.

¿Cuál es tu comida preferida?

Cualquier postre que me pongan para mí podría ser mi preferido. Recuerdo en particular pain perdu (pan perdido) que fotografié para la otrora sección de la revista Cocina y Vino: Recetas de autor.

DSC_2266

Comments

comments