d'lima

El valle de Quibor, en el estado Lara, es cuna de la leche de cabra que se utiliza para creación de los quesos 100% artesanales D’Lima. Enrique D’Lima—ingeniero zootécnico— junto con su hijo Enrique —cocinero y del mismo nombre— decidieron crear una gama de alimentos que fusionaran los productos venezolanos con los procesos europeos. “Combinamos la manera de elaborar quesos del Valle de Quíbor con formas de madurar europeas”, comentó Enrique hijo.

D’Lima, quesos madurados con impronta familiar

Desde hace dos años, la familia D’Lima emprendió la tarea de elaborar quesos con su sello. El procesamiento de los quesos se hace de manera tradicional y se utiliza la leche de cabra del valle de Quibor; posteriormente, proceden a la maduración con procesos franceses dejándoles entre uno y cuatro meses.

El portafolio de productos está compuesto por cuatro tipos de quesos madurados, los cuales fueron nombrados en honor a su tierra. Tintorero, con dos meses de maduración; Las Veras, con un mes y medio de maduración y ahumado con virutas de árboles como el Cují y por último una propuesta tipo Feta pero mucho más cremoso y parmesano con cuatro meses de maduración. Pueden conseguirse en bodegones y Exelsior Gama.

Comments

comments