María Isabel Mijares

Los entendidos dirán que es absurda la pregunta. Incluso, afirmarán que en absoluto se puede incluir en el mismo saco un Ribera y un Rioja. Pero lo cierto es que el bebedor común, el del bar de siempre y el de las tapas los viernes, puede que dude al ser consultado por uno de los vinos. Con denominación de origen, sello y estampa españoles, se trata de dos fermentados a base de uva muy famosos y discutidos en el mundo.

La enóloga y académica María Isabel Mijares es tajante ante esta diatriba: “La diferencia es toda, no se parecen en nada”. Advierte a los bebedores que se debe estar muy claro de la diferencia que va desde sus aromas y sabores, sus percepciones, hasta el nombre.

“La variedad es la misma, que es el Tempranillo, pero muy modificada por el clima y por el suelo, lo que significa que son dos vinos totalmente distintos”. De hecho, la uva no es un factor de similitud en ningún caso, esta especie tiene 18 nombres a lo largo de toda España, se le llama ull de llebre (“ojo de liebre”) en Cataluña, cencibel de Madrid hacia el sur, o tinta de toro en otras regiones.

Además, estas dos son las zonas vinícolas de mayor notoriedad en España y en el mundo, las que han hecho un mayor esfuerzo por darse en conocer. Tanto es que, a esto, Mijares agrega que “la gente erróneamente cree que Rioja es una marca”.

La tierra y el clima

La Rioja en otoño

Mijares explica que el clima es el factor determinante para conocer un vino. Por esto, el origen de ambos vinos es su principal diferencia.

“Depende de en qué clima y suelo ha nacido la uva. El fruto en la lluvia madura menos y tiene menos azúcar, por lo que el vino tendrá menos alcohol, porque precisamente es el azúcar lo que se convierte en alcohol”.

Para explicarlo de forma general, Ribera es la gran meseta septentrional de la Península Ibérica, con una diferencia de temperatura marcada entre el día y la noche y con un clima seco, mientras que Rioja está sometida a los vientos de la de montaña, presenta un clima mediterráneo, más húmedo y continental. Luego, en tanto la temporada de germinación y crecimiento de la uva es diferente, cada año un Ribera puede saber muy distinto a otro, y por supuesto, nada igual a un Rioja.

Viñedo en Ribera, España
Viñedo en Ribera, España

Los Rioja se producen en las provincias de La Rioja (lógico), Álava, y Navarra, en tierras bañadas por las aguas del Ebro y sus afluentes: el Iregua, el Leza, el Cidacos y el Najerilla.

Por otro lado, los vinos de la Ribera del Duero se producen en las provincias de Soria, Valladolid, Burgos y algunos (aunque pocos) en el norte de Segovia.

Sabores y aromas

Vino, maridaje personalizado

Desde la perspectiva de la boca y la nariz, no hay semejanza alguna entre ambos tintos. “El Rioja es más ácido y más fino, más elegante, mientras que el Ribera es más tosco, tiene mayor graduación alcohólica”. Aunque, acota, con el cambio climático esto puede variar.

Otros expertos explican que los Ribera son más redondos, menos ácidos y con un poco más de fruta que los de Rioja.

En este sentido, un Rioja siempre será más ligero y fresco, mucho más afrutado, que un Ribera, que suele recordar más a frutos negros, como la mora.

En nariz, es más difícil de catalogar, puesto que varía de acuerdo a la edad del vino y la madera o barrica que se haya utilizado para su elaboración. “No es lo mismo la barrica americana que tiene aroma a coco, que la francesa, por ejemplo, que es más compleja”, añade Mijares.

Maridaje y comidas

Un Ribera queda mejor con carnes y platos fuertes

Con estos datos, es posible apresurar un maridaje sencillo, general y sin errores para estos vinos. Los Ribera suelen maridar muy bien con carnes de todo tipo y con platos con sabor potente e intenso, especialmente por ser intensos y secos. Un vino para sentarse a comer.

Los vinos de la Rioja se acompañan mejor de aperitivos

En el otro extremo, están los Rioja, mucho más amables al paladar y con un abanico amplio de variedades y posibles combinaciones. Así, este tinto se puede conjugar bien con una diversidad de platos más amplia, e incluso es el vino perfecto para disfrutar antes de comer o en los aperitivos.

También puede interesarte: Ping pong enológico con la maestra María Isabel Mijares

@Patifini

Comments

comments