Shaka Poke
César Rodríguez y Carlos Martin las cabezas de Shaka Poke

La comida de Hawái nunca estuvo tan de moda como en la actualidad. De hecho, es el poke uno de los platos más buscados en las grandes capitales occidentales. Algunos pensaron que, por ejemplo, en Madrid, donde ya hay cientos de opciones de este estilo, sería pasajero. Pero lo cierto es que cada día gana más adeptos por ser una solución fresca, rica, barata y rápida.

“En Madrid hay un crecimiento muy fuerte de la alimentación sana y de la comida saludable, por esto es que ha habido un crecimiento en los locales de pokes”, explica César Rodríguez, creador de Shaka Poke, junto con su socio Carlos Martin. Su restaurante, que se erige en la calle Hermosilla, una de las más emblemáticas del barrio de Salamanca, lleva por nombre el saludo típico de Hawái.

En realidad, el llamado poke es una ensalada de pescado crudo servida como aperitivo o plato principal en la cocina hawaiana, que en los últimos cinco años se ha expandido rápidamente en Europa. En Madrid existen diferentes tipos de restaurantes que ofrecen variaciones diversas. Desde TastyPoke, que brinda una carta con ingredientes típicos del poke, hasta Aloha Poke, creada por un grupo de amigos que desarrollaron la idea en Los Ángeles, y que ya se han convertido en una franquicia.

Poke, el original

Salmon Shrimp Poke y un poke preparado al gusto / Foto: Shaka Poke

Poke significa “cortar” en hawaiano y se refiere a trozos cuadrados de pescado crudo marinado, generalmente atún o salmón, que luego se colocan sobre arroz y se complementan con verduras y salsas. De esto deriva la tradicional ensalada que los hawaianos comen durante todo el año y que en Europa se convierte en la predilecta durante la primavera o el verano.

Su origen es humilde. Fue inventado, en cierta forma, por los pescadores, quienes condimentarían los cortes de su captura diaria (Pohkay) mientras se sentaban en sus botes y se los comían.

¿Cómo se hace un buen poke?

Tuna Poke con sriracha y wakame / Foto; Cortesía Shaka Poke

El truco está en que es una comida que se prepara rápido, pero que también puede realizarse al gusto del comensal, que elige los ingredientes. En Shaka Poke, la diferencia radica en las salsas originales y en el maridaje de los pescados, que hacen que el poke sea diferente.

“Las salsas se logran gracias a un arduo estudio y trabajo de laboratorio antes de abrir el local, porque queríamos lograr una explosión de sabores, para que haya una mezcla importante en el plato”, señala Rodríguez. En el local se pueden encontrar salsas a base de wasabi, condimento japonés, o de sriracha, salsa picante procedente del sureste de Asia. “Esta última la rebajamos con mayonesa y queda muy bien, especialmente con las proteínas, aunque se puede usar para lo que quieras”.

Para prepararlo, lo primero es colocar una cama de arroz japonés original. “Nunca debe estar partido, y tampoco se debe usar un arroz redondo”, dice Rodríguez. Otro truco es no usar “la soja que se consigue en los supermercados”, sino una soja sin sal, muy dulce.

En Shaka Poke también se pueden conseguir sojas de aceite de sésamo, sojas dulces con azúcares, sojas cítricas con limón, otras de jengibre.

“No es solo soja con arroz, o pescado, la idea es que la gente se lleve un sabor diferente y especial”, afirma Rodríguez, quien además ha agregado a su variedad ingredientes cocidos como el pulpo o las gambas, alternativa para las personas que no quieren carnes crudas.

Los pokes más pedidos son el Salmon Shrimp Poke, con salmón, gambas y cangrejo con sriracha; o el vegano con salsa dulce, tofu, edamame, wakame, entre otros toppings.

“Tuvimos que probar muchos pokes, muchas salsas y muchos sabores, nos ‘poketizamos’ para lograr estas especialidades”, agrega su socio, Carlos Martin.

Es por esto que en Shaka Poke también hay soluciones para todos los gustos, incluso los celíacos pueden degustar salsas y pokes sin gluten, tartas de postre sin gluten o cervezas sin gluten.

Asimismo, se pueden encontrar fusiones como el Ceviche Fruit Poke, que tiene como protagonista el ceviche clásico peruano, servido con quinoa con soja dulce, wakame, piña, mango, entre otros. También la ensalada japonesa Neptuno, con cangrejo y una mayonesa especial “con una sazón”, salmón o atún en dados, mezclado con wakame.

La experiencia Shaka Poke

En Shaka Poke tienen desde pokes con salmón hasta ceviche. / Foto: Shaka Poke

Rodríguez cuenta que el emprendimiento en gastronomía en la capital española no es fácil, pero que los pokes se han convertido en un must, especialmente para ejecutivos y trabajadores que bajan rápidamente a comer algo simple pero delicioso, o para las personas que prefieren el delivery, y no salir de sus casas.

“La gente está buscando productos de calidad, y eso es lo que ofrecemos aquí, hay que mantener la calidad porque eso se nota en el sabor, además por supuesto de un buen servicio”, asegura Rodríguez, quien anteriormente dirigía un local de comida árabe.

Shaka Poke, además, tiene el plus de ser un espacio pequeño pero muy cuidado, en el que cada cerámica y cada detalle lo han puesto Rodríguez y Martin con mucho cariño. “El tiempo y la dedicación son muy importantes, había que ponerle corazón para lograrlo”, dice el segundo.

Daikirís de fresa / Foto: Shaka Poke

El ambiente invita también a degustar un coctel. “Es una filosofía, pasarla bien también es tomarse una copa, y esa es la idea, que pruebes algo saludable pero que a la vez te quedes a hablar con tus amigos o familiares”, indica Rodríguez. En el local, lo que más se bebe es gin, un trago muy pedido por los madrileños.

“Estamos en pleno boom del poke, y de ahora en adelante solo seguirán los que mantengan un estándar de calidad, porque a la gente en Madrid le gusta mucho la buena comida”, concluyen.

También puede interesarte: Manuel Méndez: “Que la tierra y las uvas se expresen”

                                                                                                      @Patifini

Comments

comments