alejandro toro
MASTERCHEF: Contestant Alejandro Toro in the all-new “Battle For A White Apron, Part 1” season premiere episode of MASTERCHEF airing Wednesday, June 1 (8:00-9:00 PM ET/PT) on FOX. Cr: Greg Gayne. © 2016 FOX Broadcasting Co.

Alejandro Toro, con 27 años cumplidos el 7 de mayo, nació en Miami, Florida. Sus padres son el actor puertorriqueño Junior Alvarez y Marietta Toro, diseñadora de modas y empresaria venezolana. A los cuatro años de edad se reubicaron en Venezuela, en donde se crió. Luego de su graduación de bachiller en el Colegio Henry Clay y después de algunos semestres de Comunicación Social en la Universidad Santa María, a los 21 años, Alejandro regresó a su ciudad natal, para probar suerte en la locución.

Fue ahí, donde después de varios intentos, logró la oportunidad de hacer importantes doblajes en novelas y series televisivas y publicidad radial. A partir de allí, se ha posicionado como locutor en español en Miami y en Los Ángeles y su voz ha representado grandes marcas y franquicias de Estados Unidos. Se define a sí mismo, como “un capitalizador de oportunidades”.

¿Un cocinero fortuito?

Hoy, disfruta la mayoría de su tiempo libre desarrollando su pasión por la fotografía: “mi mayor terapia y relax”. Alejandro fue actor, locutor y fotógrafo a tiempo completo, hasta que estando en Los Ángeles, encontró la audición del concurso de cocina Master Chef en una lista de clasificados, decide aplicar por ser un aficionado a la cocina y a la buena mesa.

Obtuvo su primera entrevista, en total fueron más de 15.000 personas las que audicionaron, y Alejandro con su estilo fresco y autodidacta, logró clasificar después de más de cuatro audiciones y quedar entre los 40 participantes que iniciarían el proyecto.

Es así como Alejandro, en abril de 2016 se convierte en el único latino de la nueva temporada del reality y primer venezolano en este programa, actualmente se transmite los días miércoles en el canal FOX.

Como resultado de mezcla de nacionalidades, Alejandro para llegar al programa tuvo que hacer muchos platos, para la primera audición preparó un mofongo, (plato tradicional puertoriqueño, que consta de masa de plátano verde, chicharrón, relleno de alguna proteína) y confiesa que le puso su toque personal. Lo hizo de champiñones -en ese momento era vegetariano-, rindiendo así honores a su memoria gustativa por las visitas a la “isla del encanto” y como homenaje a su padre. También preparó “hamburguesa con todo” al estilo de Caracas, entre otras.

Confiesa que aprendió a cocinar sobre la marcha, en una suerte de ensayo y error, utilizando el “libro rojo” de Armando Scanone, por necesidad al mudarse solo a Estados Unidos. Recuerda la cocina de su mayor influencia en el paladar, la de su nana colombiana María Elena, que cocinaba “muy venezolano”. Evoca sus buñuelos de yuca con salsa de papelón, los guisos con cilantro, la tortilla española, arroz con pollo, pie de limón, asado negro.

MASTERCHEF: Gordon Ramsay in the all-new “Team Gordon Ramsay/The Finale” two-hour season finale episode of MASTERCHEF airing Wednesday, Sept. 16 (8:00-10:00 PM ET/PT) on FOX.  CR: Greg Gayne / FOX. © 2015 FOX Broadcasting.

En uno de los capítulos, comenta, hacen un reto latino, “y todo el mundo volteó a verme, a ver qué se me ocurría. Había mucha presión y supervisión por ser el único latino, pero había un gran problema, los ingredientes disponibles para tal reto eran en su mayoría de influencia mejicana, se alejaban mucho de mi cultura”. Así es como se arriesga a hacer arepas, y con la masa de maíz, los vegetales y proteínas disponibles, deleitó al jurado, incluyendo al famoso chef y empresario Gordon Ramsey.

Tiene intención de realizar estudios de cocina en la medida de lo posible y menciona que seguirá aprendiendo por sus propios medios todo lo que pueda, por ahora se define como “un muchacho que sabe hacer arepas”. Su sueño a corto plazo, como generador de contenidos, es poder desarrollar un proyecto donde pueda expresar sus pasiones y experiencias en un proyecto integral.

¿Sabor y aroma de Venezuela y Puerto Rico?

Alejandro vivió por un tiempo en la Isla de Margarita, e hicimos mención a su memoria gustativa y nos dice: “Margarita sabe a pargo frito con tostones en la playa”. ¿Y Caracas?, contesta de modo muy auténtico: “A un perro con todo, con una malta bien fría, a papelón, la comida de mi nana María Elena y por supuesto a una rica arepita”.

En cuanto a la tierra natal de su padre, tiene grabados sabores y aromas que le recuerdan sus vacaciones una vez al año, y sin duda serían una Alcafurria (croqueta de masa de plátano maduro rellenas de jaibas) y cómo no, un mofongo.

¿Qué te llevas de esta experiencia?

Participar en este tipo de programas de difusión mundial, le ha demostrado que cuenta con el apoyo infinito de muchas personas que conoce y que no, el apoyo en redes sociales ha sido increíble y lo valora infinitamente. También destaca que él es un vivo ejemplo de que nada es imposible, de que las personas pueden lograr todo lo que se propongan y sueñen que con mucho esfuerzo, pasión y perseverancia.

“Compartir tiempo de calidad con personas de otras nacionalidades y culturas, ha sido muy enriquecedor. La introducción a una nueva experiencia profesional como cocinero, satisfacer las exigencias de grandes jueces y darme cuenta que de toda experiencia de la vida por más miedos o temores que tengas, tienen un lado bueno que hay que aprender a valorar”.

Para seguir apoyando y conocer los pasos de este joven venezolano en Master Chef:

 

Texto por: Lorena Lee Mata

Comments

comments