colador chino

En la cocina profesional y doméstica, el colador chino debe ser uno de los utensilios infaltables. Debido a su forma y cantidad de orificios es un arma eficaz para obtener caldos, cremas, purés o salsas de muy fina textura, sin tener ningún grumo o elementos gruesos en los resultados.

Los coladores chinos se destacan por la forma cónica que poseen, rodeada de finos agujeros que se extienden desde la parte superior de los laterales del cono hasta el extremo inferior del mismo.

Características del colador chino

Los coladores chinos se pueden encontrar en varios tipos de materiales; sin embargo, suelen estar elaborados en acero inoxidable y vienen acompañados de un accesorio especial que cumple el fin de auxiliar el paso del preparado por los estrechos agujeros del colador, presionando los trozos grandes para lograr la total extracción de sus jugos. El accesorio en cuestión es similar a un mortero de madera, de forma cónica, que ensambla a la perfección con el cuerpo del colador.

El colador chino, además de ser muy útil, es un utensilio de fácil limpieza. Eso sí, se debe procurar lavarlo justo después de terminar de usarlo, para que no queden residuos de alimentos secos en sus orificios. Un accesorio funcional, cómodo, resistente y duradero, hágalo parte de sus menesteres básicos de cocina.

Comments

comments