Hablar de Vino azul no parece coherente en un medio que suele apegarse más a lo conservador que a lo moderno, no obstante, esta es la propuesta de seis millennials a quienes no les gusta el Vino tradicional y quisieron poner al mundo de cabeza. Nacidos en España, profesionales en ingeniería, administración y diseño, estos muchachos tuvieron una idea que a unos les fascina y a otros les perturba: colorear al vino de azul. En poco menos de un año han vendido cientos de botellas de su peculiar producto. Su lema es: “Gik no es un vino, es una revolución en el mundo del vino”.

 

#GikLive, designed to let you create your own rules 🤘Anti-#vinoazul Anti-#bluewine Anti-#vinbleu Anti-#blauwewijn Anti-#blauerwein

Una publicación compartida de Gïk Live! (@giklive) el

Elaboracion de Gik el Vino Azul

Gik está elaborado con uvas de distintas bodegas españolas. El tono azul se obtiene artificialmente agregando un pigmento orgánico que contiene la propia uva tinta, que se llama antocianina. También usan otro colorante llamado indigotina, que le dió el toque final de intensidad al azul que buscaban. Todo esto lo lograron con la ayuda de la Facultad de Ingeniería de su universidad.

Un vino que no sepa a Vino

Para estos chicos el Vino es un producto difícil de beber y consideran que hay que ser conocedor para poder apreciarlo, por tanto querían hacer algo más suave, fresco y vanguardista. Gik es un vino creado para gente joven, que disfruta beberlo con hielo o en cóctel, en copa o en vaso. Contiene 11.5° de alcohol, lo cual confirma su ligereza. Por no cumplir con las normas del consejo regulador de España, Gik no tiene denominación de origen. Sus creadores están recogiendo firmas para exigir que el mundo del vino se adapte a su propuesta. En su página web tienen un enlace a change.org en donde los seguidores de esta iniciativa pueden firmar la petición.  

Comments

comments

Compartir