Soy Panadero de Adriana Gibbs

Historias con anécdotas y datos de interés de panaderos de distintas edades y trayectorias, provenientes de diversas partes de Venezuela, son reseñadas en el libro Soy panadero, escrito por la periodista gastronómica Adriana Gibbs.

Además, el texto recoge el largo camino andado por el pan en Venezuela, desde la llegada del trigo en el siglo XVI hasta nuestros días. La escritora habla sobre el origen y las características de los panes creados autóctonos, así como de los que han venido de otras tierras y han sido adoptados como propios.

29 apasionados del buen hacer panadero

Libro Soy Panadero

Tanto el editor Rogelio Sequeira, presidente de Alumware, empresa fundada en 1991 que elabora moldes y bandejas de aluminio para hornear, como Adriana Gibbs aspiran que este volumen sea una contribución a la cultura del buen pan.

“Con este libro anhelo que todos nuestros panaderos se identifiquen al verse retratados en las historias aquí narradas. Y espero, con la paciencia del oficio, que este sea un libro inspirador para los nuevos talentos”, escribió Sequeira en la presentación del libro.

Las anécdotas de 29 voces relacionadas con la masa y el calor de los hornos cobran vida en las páginas que reflejan el camino recorrido por el pan. Se trata de Álvaro Campolargo (Panadería Cueva de Iria), Carlos Arias (GAPP), Carmen Flores (IEPAN), Carmen Lucía Gómez (más conocida como “Doctora Pan”), Christian Galué (Pancasero), Daniela Meneses (Pandía), Darvis Celimene (Delicias Culinarias), Gabriel Flores (El Capi), José Gregorio Guerra (Panksero Cumaná), Gustavo Suhr (Tradiciones Mori), Héctor Doñaque (New York), Henrique Ramírez (ICC), Ignacio “Nacho” Lazcano (GAPP), Josué Rincón (Pan Alemán), Juan Pablo Márquez (Pan Comido), Julio César Díaz Gómez (De panes y café), Laszlo Gyomrey (Mirecetadepan.com), María Belén Fagúndez Medina y Néstor Cárdenas Ramos (Four Hands Cooking), Mariaeugenia “Maru” Aveledo (El gato goloso), María Saudade de Correia (Inversiones Soleados), Máximo Colina (Universidad del Zulia LUZ y Centro Educativo Gastronómico Máximo Colina), Nelson “Pocho” Suárez (Pochove), Nicola Blumetti Scarpone (Lompane), Omar José García Valera (Pan de vida), Ramón Rivas (Moncheiro), Renny Arrieta Rivas (GAPP), Roberto Dos Santos (Panadería Rosita) y Rosana Marcano Lárez (Panadería El pan de mama).

Protagonistas del cambio que valoran la tradición

Libro Soy Panadero

Para llevar a cabo esta obra, la autora se entrevistó con quienes se dedican a la industria del pan en Caracas, Margarita, Cumaná, Maracaibo, San Felipe, Valle de la Pascua, Puerto La Cruz y Mérida. Asimismo, recogió otros relatos de algunos que se encuentran fuera del país, pero que guardan fidelidad a su herencia y tradición. “Mujeres y hombres que aprendieron el pan en el propio hacer, otros que fueron a escuelas, otros en los que el pan es legado de familia. Unos lo enseñan en el aula, otros lo viven al calor de las panaderías; otros desde la industria preservan maneras artesanales manteniendo la calidad como norte”, destacó Gibbs.

Explicó que si bien son los protagonistas que están a favor de la novedad y el cambio, no por ello desconocen el valor de la tradición. “Estos panaderos miran el pasado con cariño y se saben herederos de los viejos artesanos que no sólo alimentaron a su aldea nativa, sino que también contribuyeron a asignarle un nombre y un espacio en el mapa con el prestigio de su producción. En todos predominan la pasión puesta en el oficio y la búsqueda de la armonía de las formas entre el boleo y el fuego, a partir del orden y la pulcritud en un ambiente a veces adverso, dada la premura de la clientela”.

También le puede interesar: Mirazur, el libro de Mauro Colagreco

Comments

comments