Sabores Conversos, entre envueltos y rellenos es un libro de la venezolana Beatriz Sánchez de Mizrahi.

Este libro, aún sin salir de imprenta, participó en Francia en el Gourmand World Cookbook Awards 2012

Prestigioso premio bibliográfico internacional al que se postularon 8 mil libros de 162 países, y que después de una ardua selección realzó el valor de tan solo 200 finalistas.

La obra de Beatriz Sánchez de Mizrahi, obtuvo en París el segundo lugar en la categoría “First”, temas tratados en el mundo culinario por primera vez. El libro contiene 47 recetas de la autora (todas kasher, entre carnte, parve y lácteos) y 200 fotografías de Susana Arwas. 

La búsqueda conceptual de la autora reposa en respetar ingredientes y formas de preparación tradicionales de platillos de su infancia y juventud como venezolana católica, para conducirlos a la perspectiva desde la que, por escogencia, mira la vida como judía conversa hace 28 años.

Dice la autora que lo suyo es “investigar y convertir sabores exquisitos en preparaciones tradicionales para que cumplan con las leyes judaicas de alimentación”. Ella se presente como “investigadora gastronómica y cocinera”.

Sobre la autora

Beatriz se trasladó a Europa en 1972 para estudiar en el prestigioso colegio inglés “Chatelard School” en L´avants, Suiza, realizando estudios de Finish School.

En 1978 comenzó la carrera de Derecho en la Universidad Central de Venezuela, al tiempo que trabajaba en el Centro de Ciencias Penales y Criminológicas de esa casa de estudios, así como en bufetes privados. Tres años después, sopesando su verdadera vocación, abandonó la carrera. 

En 1981 inició estudios en Diseño interior en la Academia Illes de Caracas, que culminó cuatro años después y durante los cuales trabajó junto a renombradas decoradoras, especializándose en el maquillaje de ambientes.

Su pasión por la estética la ha llevado a indagar, trabajar y dictar clases en muchas otras áreas que la apasionan: caligrafía, acuarela, arte floral, bordado tanto noruego como español, tejido en una y dos agujas, encuadernación y restauración de libros, alta costura infantil y envoltura de regalos.

En 1983 se casó con Elias Mizrahi y su vida dio un vuelco al convertirse al judaísmo. Un año después, nació su única hija, Patricia. Desde entonces hasta ahora se ha entregado con pasión a ahondar en su religión, realizando estudios tanto en Venezuela como en el exterior.

Desde 1985 se dedica a la investigación culinaria. En 2007 tomó la decisión de mostrar parte de los resultados de su trabajo de transformación de recetas tradicionales a las leyes de alimentación judías (kashrut), proceso que concluyó en el 2011 con la publicación de su libro Sabores Conversos, entre envueltos y rellenos, del cual es autora y editora.

Vía Sabores Conversos 

Comments

comments