MFK Fisher revolucionó la manera en que se escribía sobre cocina y comida; hasta el punto que está considerada la primera escritora gastronómica moderna. Su primer libro, Sírvase de inmediato, se publicó en 1937 y la posicionó como una escritora gastronómica de referencia gracias a su personal combinación de memorias, viajes y cocina. Esta exitosa reputación se vio reforzada por sus escritos posteriores, dedicados a los períodos que pasó en La Provenza.

MFK Fisher: Un clásico imprescindible de la literatura gastronómica

El arte de comer reúne los mejores escritos de la autora. No es un simple recetario, ni una disertación sobre la comida. Es una mezcla de ambas cosas tratadas con un estilo muy personal que no dejará indiferente al lector. Un libro que recoge reflexiones profundas sobre la vida a partir de la comida, del acto de comer, y que reúne más de sesenta recetas comentadas con referencias sociológicas, históricas, filosóficas y humor.

“Qué maravilloso tener en mis manos la esencia de M.F.K. Fisher, cuyo
ingenio y apasionadas opiniones sobre comida y aquellos que la producen,
siguen tan vigentes hoy como décadas atrás, cuando las escribió”
Julia Child.

El prólogo fue escrito por David de Jorge, que inicia con una frase de Mae West que reza, “Cuando soy buena, soy buena; pero cuando soy mala soy mucho mejor”. y en su primer párrafo reflexiona:

“Vivimos en el mejor y el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría y de la tontería, la época de la fe y de la incredulidad, la estación de la luz y de las tinieblas, la esperanza florece en las colinas en primavera y en invierno azota el fuego con desesperación. Todo se nos ofrece como nuestro y no tenemos absolutamente nada. Íbamos todos derecho al cielo y nos precipitamos en el infierno de la zozobra gastronómica que desnuda a tantos afectados por la cursilería “ñoño-telúrica”, quienes, una vez alimentados son carne de cañón de lo más aburrida…”

Comments

comments