Libro de cocina coreana

La cocina coreana es sana, variada y sin excesos, caracterizada por usar técnicas como asar, hervir y al vapor. Su elaboración no es para nada compleja ni difícil de preparar, muy por el contrario, es sencilla, y eso es lo que ha querido plasmar Caroline Hwang en Mi primer libro de cocina coreana.

La escritora presenta en su reciente publicación 256 páginas en las que abarca todo tipo de recetas, con fotografías de Lisa Linder. Por ejemplo, ofrece cómo hacer los populares banchan (platos que acompañan al arroz), o el kimchi (preparación a base de vegetales fermentados), así como bibimbap (arroz con vegetales), kimbap (rollitos de arroz con vegetales), galpi (costilla marinada) y dakgangjeong (alitas de pollo). Pero también hay un capítulo dedicado a los postres y bebidas.

Hwang muestra un manual de uso cotidiano y para todas las ocasiones. Ella aprendió la cocina coreana en el koreatown de Los Ángeles, Estados Unidos, donde vivía con su familia. Su abuela fue parte fundamental, y de su mano conoció la gastronomía saludable. Tan solo se necesita una serie de ingredientes básicos.

Mi primer libro de cocina coreana (traducido al español), lo conectará rápidamente con esa tradición culinaria, que al final, aparte de ser muy nutritiva, es una mezcla muy particular de aromas, colores y sabores.

También le puede interesar: 1000 recetas de oro

Comments

comments