Felicidad de Carme Ruscalleda

Sin lugar a dudas, regentar un exitoso restaurante triestrellado por la Guía Michelin por treinta años, no podrá producir otra cosa que Felicidad. Así se titula el libro que celebra las tres décadas del mítico establecimiento Sant Pau (1998-2018), en Barcelona, que dirigió la chef Carme Ruscalleda y su esposo Toni Balam.

Una amplia travesía

Carme Ruscalleda - Felicidad
Foto: ruscalleda.cat.es

“Cumplimos treinta años de compromiso profesional, en los que le hemos ofrecido al público una cocina moderna, natural y libre. Inspirada en la cultura culinaria catalana, en vivencias y en otras culturas del mundo, con especial cariño a la gastronomía japonesa”, comentó en su momento Ruscalleda sobre su local, el cual cerró el 27 de octubre de 2018.

Bajo el sello de la editorial Planeta Gastro, Felicidad expone el estilo tras los fogones de la cocinera española, catalogada como una “gran dama de la gastronomía mundial”. Repasa su pasión por los gustos del mediterráneo, siempre influenciados por su sensibilidad hacia la comida nipona, que la he llevado a crear platos que cuentan historias y complacen a los paladares más exigentes. Su narrativa es un paseo por diversos capítulos de su vida, trayectoria y personalidad “siempre exploradora y abierta a la imaginación”.

De España y de Japón

Sant pau de Carme Ruscalleda
El restaurante Sant Pau será convertido en un bar por la hija de Ruscalleda

La obra ofrece una visión actual de su gastronomía. Resalta su viaje desde su natal Sant Pol hasta Tokio, lugar sumamente especial para ella. Incluye también sus experiencias laborales, desde la primera en una charcutería humilde hasta su ascenso al Olimpo con las estrellas de Michelin.

Felicidad cuenta con textos de la periodista Rosas Rivas (Premio Nacional de Gastronomía en España), quien es fiel conocedora de la carrera y los sabores de Ruscalleda. Por otro lado, el prólogo es realizado por el empresario japonés Yuji Shimoyama, quien funge como testigo de la fiel relación de Ruscalleda con la nación asiática y su tradición culinaria. “La cocina de Carme nos hacía sentir como si estuvieran abrazándonos cariñosamente”, cita Shimoyama.

A su vez, contiene 14 recetas de autor que fueron un hito en el restaurante Sant Pau. Esto es un motivo de felicidad para los lectores.

También le puede interesar: Soy panadero, un homenaje a los artesanos del pan

 

Comments

comments